El Ayuntamiento da continuidad a la rehabilitación de la muralla de la Era del Moro con 980.000 euros

Obras de la primera fase de la rehabilitación de la muralla de la Era del Moro. / N

La Junta de Gobierno Local adjudica las obras para la segunda fase que permitirán avanzar en uno de los puntos negros de este monumento de León declarado BIC

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Nuevo impulso a la rehabilitación de la muralla de la Era del Moro. El Ayuntamiento de León en Junta de Gobierno Local ha dado luz verde la adjudicación del contrato de la segunda fase del plan de adecuación del tramo por un montante de 980.000 euros y un plazo de ejecución de 12 mees.

Una actuación que, en su conjunto, cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros y que permitirá la actuación en 1.666 metros cuadrados de lienzo de muralla en uno de sus puntos negros y la regeneración de un fragmento del conjunto histórico declarado BIC.

Una actuación que, además de la puesta en valorar de patrimonio urbano, buscar convertir un rincón de la ciudad hoy oculto en un elemento singular además de integrar medidas de carácter social a favor de la accesibilidad universal.

La obra adjudicada este viernes corresponde a la cara exterior y adarve del denominado tramo A del lienzo Norte situado entre los cubos 3 y 4, dando continuidad a las obras de la primera fase, así como la rehabilitación de la cara exterior del muro defensivo.

Proyecto técnico

Según el informe técnico, para la actuación, que no contempla la demolición de edificaciones, se retirarán para su uso posterior los materiales sueltos procedentes de los desprendimientos y se eliminará la solera del adarve.

Tras una primera limpieza manual, se retirarán aquellos elementos que están sueltos hasta llegar al núcleo dela muralla cohesionados y firme, realizándose un seguimiento arqueológico continuado del estado y evaluación del monumentos.

Posteriormente, se construirán las faltas y pequeños derrumbes con los materiales recuperados y, dado el grave deterioro del interior de la Era del Moro, será necesario 'coser' las grietas con varillas de fibra de vidrio e inyecciones de cal hidráulica.

El proyecto también contempla la demolición de todos los elementos espurios ajenos a la muralla, en especial los situados sobre el cubo 1 así como la escalera por la que actualmente se accede al adarve desde el patio del instituto Legio VII.

Entre otras cuestiones, se renovarán y recolocarán tanto los canalones y bajantes de las edificaciones situadas sobre el adarve al oeste del cubo 1, realizándose en cobre, el mismo material con el que se realizan las gárgolas de evacuación del agua del adarve.

En cuanto a la actuación en el adarve, se le dotará de un sistema de recogida de pluviales y se impermeabilizará bajo él todo el grosor de la muralla, dando a las superficies las pendientes necesarias y disponiendo de sumidero para evacuar mediante gárgola al exterior.

Accesibilidad

Según avanzó en su día la edil del área, con estos trabajos «se hará accesible esta parte de la ciudad a los vecinos y visitantes, porque queremos que se pueda visitar». La Era del Moro dejará de estar cerrada por una tapia y se peatonalizará, de forma que una la Plaza del Espolón con Ramón y Cajal a través de un corredor verde.