Querido Manolo, a esta ronda invita León

La capital simboliza en el Auditorio Ciudad de León el abrazo sincero a 'Papá Quijano', en una fiesta homenaje con la que saldar una deuda musical e histórica rodeado de amigos y familiares

Papá Quijano en el Auditorio de León. / Sandra Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Bien plantado con traje, corbata y sombrero, Manolo Quijano recibía en el hall del Auditorio a todo el que llegaba. No eran pocos los que alucinaban. Él repartía besos y abrazos, alguna foto y recuerdos varios. Que a uno le hagan un homenaje no está reñido con la educación del que ha vivido con la sencillez por bandera.

«Yo siempre digo que me llamo Manolo y soy de Armunia, por añadidura de León, claro». Genio y figura.

Manolo Quijano, el querido Papá Quijano, estaba ante su noche. «Cuando uno da lo que tiene lo da de forma desinteresada y altruista. Que luego de todo lo que has sembrado recibes una buena cosecha, pues miel sobre hojuelas», comentaba minutos antes del acto.

Rodeado de amigos, familiares y leoneses que le aprecian, Manolo Quijano vivió el homenaje que la capital le tenía preparado. No faltó la música, encargándose la Coral de Armunia de abrir fuego interpretando su himno (que posteriormente recibió grabado en una placa, «para que no se te olvide la letra», como le recordó Mures, que condujo la gala con mano maestra).

Tampoco faltaron los momentos, en los que familiares como su sobrino Julián trazaron una semblanza del personaje.

Entrega de la placa con el Himno de Armunia.
Entrega de la placa con el Himno de Armunia.

«Hoy somos los más orgullosos de León, de España y del resto del mundo, hoy veremos sorpresas in situ, que es lo bonito», brindaba el mayor de los Café Quijano. «Es un aplauso merecido, porque antes se decía que el que tocaba la guitarra, la bandurria o el laúd seguramente había pasado por las manos de mi padre».

Un acto, el del Auditorio, que se prolongó durante la noche, registrando el lleno para la ocasión.

Café Quijano, a su llegada al Auditorio
Café Quijano, a su llegada al Auditorio

Manolo Quijano, Papá Quijano, recibió el aplauso unánime de un León que le ama. A esta ronda invita la ciudad, Manolo. Ah, y siendo de Armunia, ahí es nada.