«¿No quieres que cante 'Respect'?»

Flores, mensajes y fotos recuerdan a Aretha Franklin en el Paseo de la Fama de Hollywood./AFP
Flores, mensajes y fotos recuerdan a Aretha Franklin en el Paseo de la Fama de Hollywood. / AFP

John Landis, director de 'Granujas a todo ritmo', recuerda a Aretha Franklin mientras Detroit llora a su reina

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

A Aretha Franklin no le había interesado aparecer con un papel en el cine, aunque sus canciones se escucharon en numerosas películas a lo largo de los años. Pero John Landis la convenció con su propuesta, a la vez que la dejó muy sorprendida. «¿De verdad que no quieres que cante 'Respect'?», le dijo la reina del soul al director de 'Granujas a todo ritmo' (1980), esa película en la que The Blues Brothers se unieron a grandes estrellas de la música -James Brown, Ray Charles o John Lee Hooker, entre otros- y del cine, con cameo incluido de Steven Spielberg.

Landis prefería 'Think' y Aretha accedió. El director recordó en 'Deadline' que solo necesitó dos sesiones para grabar la canción, aunque luego le costó mucho más sincronizar los labios con la música en las escenas. «¿Sabes que no soy actriz?», le preguntó en una ocasión a Landis. «Lo eres. Actúas cada vez que cantas una canción sobre el escenario», le respondió el director para darle confianza. «Tiene su lugar en la historia de Estados Unidos, como cantante y como defensora de los derechos civiles. Era la reina del soul», indicó Landis. Al final, la gran dama de la música negra sí pudo cantar 'Respect', aunque tuvo que esperar 18 años para hacerlo en 'Blues Brothers 2000'.

Al igual que Landis, miles de personas de todo el mundo recordaban la figura de Aretha Franklin, aunque en Detroit ese dolor por la pérdida de la cantante a los 76 años era algo más especial, más cercano. Maurice Black recordaba que en la planta de montaje de coches donde trabaja se anunció su muerte por megafonía. «La expresión en todos los rostros era abrumadora», explicó este hombre de 53 años delante de la Iglesia Bautista New Bethel. «Estábamos abatidos. Los muchachos trataban de recomponerse, por lo que el encargado dijo que podíamos ir al baño», relató Black. «Muchas personas fueron. Entonces, oficialmente, pararon la cadena» por un momento.

Black creció en el vecindario cerca de la iglesia, donde disfrutó de las recetas preparadas por Aretha durante las abundantes comidas que ofreció a la comunidad y a las personas sin hogar en Acción de Gracias y Navidad. «Ella hizo la mejor sopa de carne, con ese pan de maíz, estaban de muerte», recordó a AFP. «Había tanto para comer que no sabíamos qué hacer». «Sé que era rica, pero nunca dejó ver que era rica», recordó el pastor Charles Turner. «Ella siempre te mostraba respeto, y cuando te acercabas a ella, te deja besarla y siempre te hablaba con una sonrisa en la cara», dijo. «Era el tipo de persona que siempre hablaba con todos», confirmó Black.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos