Vicente Vallés: «Las superpotencias se enfrentan ahora en internet»

El periodista Vicente Vallés presenta en León su libro 'El rastro de los rusos muertos' en el que estudia cómo Rusia interviene en conflictos internos de sus países enemigos librando batallas de desinformación

El periodista Vicente Vallés presenta su libro 'El rastro de los rusos muertos' en el Palacio del Conde Luna . / Carlos S. Campillo
I. SANTOSLeón

'El rastro de los rusos muertos' llega a León de la mano de su autor. El periodista Vicente Vallés analiza la forma de gobernar de Rusia en un libro que podría ser una secuela de 'Trump: y la caída del imperio Clinton'.

Un gran trabajo de investigación en el que comenzó por estudiar las injerencias de la intervención del país dirigido por Putin en las elecciones norteamericanas y con el que llegó a la conclusión de que en la actualidad los enfrentamientos entre las superpotencias no se libran en el campo de batalla. «Todo aquello que genera un disturbio político o social es visto con buenos ojos en Rusia y se alimenta», asegura el director de Noticias 2 de Antena 3. Todo ello es fruto de un intenso trabajo de preproducción e investigación llevado a cabo por Vicente Vallés.

Una investigación que surgió a raíz del libro Trump: y la caída del imperio Clinton. «Ahora hay una gran batalla en Internet, en las redes sociales, la batalla de la desinformación que puede generar, y eso intentan ellos, problema en los rivales hasta el punto de debilitarles lo suficiente, como ocurrió en las elecciones norteamericanas de 2016», comentó.

Rusia sigue contando actualmente con un ejército poderoso, aunque no al nivel de Estados Unidos, en economía o tecnología se sitúa muy a la cola, por lo que tal como afirma el periodista Vicente Vallés, intenta mantener su dominio detectando los problemas de las potencias rivales y fomentando enfrentamientos internos. En concreto los alimenta «mediante las técnicas que utilizaba la KGB y ahora llevan a cabo sus herederos».

Una sospecha que ya ha sido investigada en relación al referéndum catalán del 1 de octubre y en el que Rusia también intervino con un bombardeo de noticias falsas.

Para combatir esta desinformación, Vallés insta a los ciudadanos a no quedarse sólo con un medios sino utilizar varios canales de información y que no se empeñe en creer sólo aquellos titulares que suenan bien a sus oídos.