Cinco libros que no puedes dejar de leer este verano

Elegir un buen libro para pasar las calurosas tardes de verano es una tarea complicada, por eso leonoticias te propone una lista con las mejores lecturas para ayudarte en tu elección

Imagen de una librería en verano. / I. Santos
ANA GONZÁLEZLeón

Una tarde calurosa en la playa, un paseo por la montaña o unas horas en la hamaca junto a la piscina. Cualquier momento es bueno para disfrutar de una relajante y refrescante lectura de verano. Y es que la época estival es uno de los momentos favoritos de los amantes del papel y la tinta para disfrutar de un buen libro, pero no siempre es fácil decantarse por uno.

Para ayudar a los lectores en esta tarea, leonoticias ofrece una lista de cinco libros que no te puedes perder este verano siguiendo la recomendación de los libreros. Hay para todos los públicos: misterio, intriga, aventuras e historias basadas en hechos reales que te harán mantenerte pegado a las páginas estas vacaciones.

  • 1

Largo pétalo de mar, Isabel Allende

En plena Guerra Civil española, el joven médico Víctor Dalmau, junto a su amiga pianista Roser Bruguera, se ven obligados a abandonar Barcelona, exiliarse y cruzar los Pirineos rumbo a Francia. A bordo del Winnipeg, un navío fletado por el poeta Pablo Neruda que llevó a más de dos mil españoles rumbo a Valparaíso, embarcarán en busca de la paz y la libertad que no tuvieron en su país.

Un viaje a través de la historia del siglo XX de la mano de unos personajes inolvidables que descubrirán que en una sola vida caben muchas vidas y que, a veces, lo difícil no es huir sino volver.

Portada de Largo pétalo de mar, Isabel Allende.
Portada de Largo pétalo de mar, Isabel Allende. / I.Santos
  • 2

La novia gitana, Carmen Mola

Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después en la Quinta de Vista Alegre del madrileño barrio de Carabanchel. Podría tratarse de un asesinato más, si no fuera por el hecho de que la víctima ha sido torturada siguiendo un ritual insólito y atroz, y de que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, también en vísperas de su boda. El asesino de Lara cumple condena desde entonces, por lo que solo caben dos posibilidades: o alguien ha imitado sus métodos para matar a la hermana pequeña, o hay un inocente encarcelado.

Portada de La novia gitana de Carmen Mola.
Portada de La novia gitana de Carmen Mola. / I.Santos
  • 3

El último barco, Domingo Villar

Una mañana de otoño, mientras la costa gallega se recupera de los estragos de un temporal, el inspector Caldas recibe la visita del doctor Andrade alarmado por la ausencia de su hija, que no se presentó a una comida familiar el fin de semana ni acudió el lunes a impartir su clase de cerámica en la Escuela de Artes y Oficios. Y aunque nada parezca haber alterado la casa ni la vida de Mónica Andrade, Leo Caldas pronto comprobará que, en la vida como en el mar, la más apacible de las superficies puede ocultar un fondo oscuro de devastadoras corrientes.

Portada de El último barco, de Domingo Villar.
Portada de El último barco, de Domingo Villar. / I.Santos
  • 4

Antes de que llegaras, Lisa Wingate

Memphis, 1939. Rill Foss y sus cuatro hermanos pequeños disfrutan de una infancia mágica en su casa-barco en el Misisipi. Hasta que una noche de tormenta sus padres tienen que correr al hospital y unos desconocidos llegan para llevárselos a la fuerza al orfanato. Aunque les aseguran que su estancia allí será solo temporal, Rill pronto se dará cuenta de la terrible verdad. Y de que tendrá que luchar con todas sus fuerzas para mantener juntos a sus hermanos en un mundo de crueldad e incertidumbre.

Portada de Antes de que llegaras, de Lisa Wingate.
Portada de Antes de que llegaras, de Lisa Wingate. / I.Santos
  • 5

No soy un monstruo, Carmen Chaparro

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro. En un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Portada de No soy un monstruo, de Carmen Chaparro.
Portada de No soy un monstruo, de Carmen Chaparro. / I.Santos