La performer Alba González, protagonista de 'A Vueltas con el factor ocho', el programa en torno a Chana Horwitz

Imagen de la performance./
Imagen de la performance.

Channa Horwitz desarrolló un método de trabajo basado en el número ocho al que se ciñó a lo largo de los cuarenta años que duró su trayectoria profesional

LEONOTICIAS

Alba González es la nueva protagonista de la actividad del MUSAC A vueltas con el factor 8, con motivo de la exposición de Channa Horwitz en el centro museístico. Tendrá lugar el martes 30 de abril a partir de las 19h, con entrada libre.

Alba González (Ciudad Rodrigo, Salamanca, 1994) es artista multidisciplinar. Graduada en Bellas Artes por la Universitat Politècnica de València y Experta en Gestión Cultural (PlanoB, Madrid), ha presentado sus trabajos en diferentes festivales, publicaciones, espacios alternativos e institucionales como CentroCentro o MUSAC. Es editora de la revista-objeto LABOLA y forma o ha formado parte de colectivos como Albastru, FAIL, NOCK, Animal House o R.O.T.U.M.D.O.

En 2014 comenzó una producción artística vinculada al arte intermedia, encontrando su mayor inspiración en el arte de acción, a través del artista y profesor Bartolomé Ferrando. Actualmente reside en la ciudad de León, donde continúa su producción, íntimamente ligada a la asociación cultural UAW/MF, junto artistas procedentes de diversas disciplinas como Manuel AO, Daniel Spencer, Andrea Soto o Genzo P.

A vueltas con el 'factor ocho'

Channa Horwitz desarrolló un método de trabajo basado en el número ocho al que se ciñó a lo largo de los cuarenta años que duró su trayectoria profesional. Por ello, la  idea de duración, persistencia, cambio, permutación, combinación o azar está muy presente en su obra. Interesada inicialmente en representar el movimiento a través del tiempo, ella inventó un sistema de composición llamado Sonakinatography, que significa sonido, movimiento  y notación, que representa la actividad de ocho entidades durante un período de tiempo usando números, colores y los cuadrados en  papel cuadriculado.

Si bien son visualmente atractivos por derecho propio como dibujos independientes, las composiciones de Sonakinatography también se han realizado a través de percusión, danza, palabras habladas, luces e instrumentos electrónicos. Es por ello que como actividad para profundizar en la exposición de Channa Horwitz planteamos a artistas muy diversos relacionados con el sonido y el movimiento para que dialoguen con las obras de la exposición de forma libre y que, así, puedan activar e interpretar de muchas maneras, con instrumentos o con el propio cuerpo, las obras de Horwitz en el mismo espacio en el que estas son presentadas.