El leonés que ha pasado de vivir con 26 céntimos a dirigir sus propias películas

El cineasta Néstor López salió de León con el sueño de ser director, con esfuerzo y sacrifico logró superar su propia crisis financiera, ahora lidera un proyecto cinematográfico que recorre el mundo entrevistando a numerosos premios nobeles de la Paz

El leonés Néstor López.
S. FERNÁNDEZLeón

La historia del leonés Néstor López se puede resumir en 'lucha por un sueño'. Este director de cine se encuentra embarcado en pleno desarrollo de la serie documental The Peace Shooter y en su primer largometraje de ficción, un proyecto cinematográfico que trata directamente el tema de la crisis financiera. Pero hasta llegar aquí ha tenido que recorrer un largo camino, pese a su corta edad, 26 años.

Desde que era estudiante de bachillerato en el instinto leonés de Lancia, ya rondaba por su cabeza la idea de dirigir sus propios proyectos. La presión por labrarse un futuro le llevo a Salamanca a estudiar Química, algo que no le motivaba y que «le mantenía como una persona profundamente infeliz», por ello, a los 19 años se fue a Madrid a la Escuela de Cine.

Aquí comienza la hazaña de este leonés, de la que ahora puede presumir pero por la que ha pasado por múltiples contratiempos que ha tenido que solventar. «He aprendido muy rápido y eso me ha permitido, en poco tiempo, llegar donde estoy, en una situación más cómoda no sé si me hubiese levantado de las 'ostias' tan rápido», se sincera Néstor López a leonoticias.

Con la crisis acechando y los alquilares por la nubes, « tienes que tirar con lo que puedes, hasta el punto de sobrevivir durante 16 días con 26 céntimos en la cartera». Para solventar esta situación empezó a realizar guiones de comedia, «algo que se le da bastante bien», y con ello llegaron las primeras actuaciones para Paromount Comedy con las que lograba pagar sus gastos. «Necesitaba ingresar porque si no me moría de asco y de pobre, aunque siempre estaba con la mirada puesta en el cine». En León, llegó a actuar ante más de 500 personas en la antigua Bolera.

Llegó un momento que tuvo que decidir, el cine o lo monólogos, «la comedia me gusta pero no es mi pasión». Abrió una productora y «actualmente vivo de mis proyectos con esta compañía». El sector del cine y de lo audiovisual es «muy hermético, cuando yo era joven como me contrataba nadie pues me contrate yo». Ahora, ha fundado dos empresas dedicadas al cine, Néstor López Ferreira y Filmakers Monkeys.

Nobel de la Paz

En este momento gasta su tiempo en la serie documental realizada junto a Carlos Valle y conducida por el fotógrafo Pepe Castro, The Peace Shooter, que en cada capítulo entrevista a un Nobel de la Paz, poniendo sobre la mesa los conflictos bélicos actuales. Por el momento ya se han inmortalizado a cinco nobeles: Adolfo Pérez Esquivel, Óscar Arias Sánchez, Rigoberta Menchú, Juan Manuel Santos y Jody Williams. «Este proyecto nace de la idea de Pepe Castro de pensar que puede hacer algo por el mundo, dejar a un lado retratar 'celebrities', para reunir a todos los nóveles de la Paz». El enfoque de esta serie de reportajes es «estudiar los casos desde la propia solución, cuando nosotros hablamos con el expresidente Juan Manuel Santos estamos abordando el problema de las FARC desde el poder, como ese poder puede influir en la sociedad para hacer el bien».

Néstor López.

Desde la humildad y el esfuerzo ha logrado cumplir su sueño y lo más importante vivir de él. Aunque no considera que este sea el camino que tengan que seguir los jóvenes para lograr sus objetivos, el con esfuerzo ha logrado sustituir al dinero. «Para mí el dinero es un catalizador de las cosas, el dinero te ahorra tiempo. No es algo indispensable pero te va a exigir algo más de ti», resumen este cineasta leonés que a sus 26 años es un enamorado de su trabajo y al que todavía le queda una gran carrera por recorrer.