Los héroes de Disney en bocetos

Boceto de 'Frozen'. /© Disney Enterprises Inc.
Boceto de 'Frozen'. / © Disney Enterprises Inc.

Una exposición reúne los dibujos de cientos de creadores, como Mary Blair, la primera dibujante de la factoría en los años 40

DOMÉNICO CHIAPPE

Las herramientas de animación pasaron de carboncillo y papel a ordenadores y 'software', pero el número de personas necesarias para hacer una película de Disney se ha mantenido entre 200 y 300 artistas desde los años treinta hasta las más recientes. Sólo que cuando se hacían a mano, el folio de las primeras pruebas se utilizaba hasta el último espacio. Por ejemplo, en 'El rey Midas', un cortometraje de 1935, un «artista del estudio» caracterizó al protagonista una docena de veces con «lápiz de color, mina de grafito y tinta sobre papel», y puede verse en la exposición 'El arte de contar historias', junto a otros 215 originales de 20 películas.

Desde 'Los tres cerditos' (1933) hasta 'Frozen' (2013), se exhiben los trabajos artísticos de una selección de ocho décadas de fantasía que, para llegar a la pantalla, han requerido de un arduo trabajo que el público no debe notar. «Sobre un personaje trabajan varios dibujantes, a partir del modelo que el jefe de animación les da, para que el público crea que ha sido creado por una misma mano», revela Mary Walsh, directora de la Biblioteca de Investigación Walt Disney y comisaria de la exposición.

Los artistas eligen la técnica pictórica con que trabajar, hacen pruebas de lápiz para los movimientos, 'claves de color' para recrear atmósferas y modelos de personaje para los gestos que se han hecho entrañables para tres generaciones, como el que sirvió para que Mickey Mouse se convirtiera en 'El sastrecillo valiente' (1938): nueve dibujos del ratón en una hoja, amarillenta ya por el paso del tiempo, y que forma parte de un conjunto que se guarda en la biblioteca de la factoría de California. «Obras de arte», define Elisa Durán, directora de CaixaForum Madrid.

Los autores, anónimos bajo el sello del estudio y la personalidad de su fundador, obtienen reconocimiento: en la primera época, Hamilton Luske o Albert Hurter; y al final, Brittney Lee o Bill Schwartz. Entre ambas épocas, Mary Blair, una de las escasas mujeres dibujantes, y la primera que cronológicamente aparece en la colección. Blair intervino en 'La leyenda de Juanito Manzanas' (1948), dibujando fondos con aguada y lápiz de color sobre papel. Paisajes de fuertes colores o de contrastado bitono. «Las producciones eran realmente colaborativas», afirma Walsh, que elige una viñeta de 'Merlín, el encantador', como su preferida, «por el rostro abrumado del niño que saca la espada». La exposición se divide en 'Mitos', que tiene artes de 'Fantasía' (1940), 'Fábulas', 'Leyendas', 'Cuentos norteamericanos' y 'Cuentos de hadas', con 'La bella durmiente' (1959) o 'Blancanieves' (1937), donde puede verse a la damicela teñida de rubio y de pelirroja, como se pensó dibujarla al comienzo. También se probó con una Sirenita 'morena'.

 

Fotos