¿Cuánto costará ir al cine en León con la bajada del IVA?

La reducción del IVA del 21 al 10% en el sector cinematográfico, se traducirá en una rebaja en las entradas de los cines de León que oscila entre los 60 y 20 céntimos

Venta de entradas en la taquilla de un cine. /
Venta de entradas en la taquilla de un cine.
LEONOTICIASLeón

El IVA de las entradas de cine bajará desde este jueves del 21 al 10%, tras la publicación en el BOE de los Presupuestos Generales del Estado 2018, aprobados la pasada semana y que contemplan esta reducción. Una reivindicación histórica del mundo del séptimo arte en España, pero, ¿en qué se traduce esta bajada?

El sector cinematográfico ya ha anunciado que bajará el precio de las entradas, cabe recordar que empresa, de forma individual, decide cómo repercute ese IVA en el precio en las entradas. En concreto los dos los cines que se encuentran en la capital leonesa, Van Gogh y Odeon Multicines, situado en el centro comercial Espacio León, han confirmado a leonoticias, que ir al cine a partir de ahora será más barato. Aunque, lo cierto es que el descenso no será elevado.

La disminución en el importe de las entradas será 0,46 euros de media, de manera que el precio en los fines de semana y festivos pasaría de los 6,90 euros actuales a 6,70 euros, en los cines Van Goght, mientras que en Odeon Multicines los cinéfilos pasarán de pagar 8,40 euros a 7.80 euros.

El día del espectador descenderá 0,5 euros en los cines situados en Espacio León, mientras que en los cines Van Gogh no sufrirán cambios situándose el valor de la entrada en 3,90.

Por último las entradas reducidas de Odeon Multicines, destinadas a personas universitarias, familia numerosa, etc., sufrirán una rebaja de 0,40 euros

Sector castigado

Fueron muchos los espectadores que se alejaron de las salas debido al elevado precio de las entradas. Si añadimos los problemas con la piratería, la aparición de las plataformas digitales y el momento de precariedad general por el que atravesaba la economía y la sociedad española, el resultado fue la caída en picado de la taquilla y la recaudación media de las películas. Muchos piensan que, a pesar de los éxitos aislados e iniciativas como la Fiesta del Cine, el mercado de la exhibición no se ha vuelto a recuperar de este varapalo.

La cultura fue uno de los sectores más perjudicados por la subida de 2012, ya que mientras que el tipo general pasó del 18 al 20%, el reducido del 8 al 10% y el superreducido se mantuvo en el 4%, algunos ámbitos, como la venta de entradas a espectáculos culturales (cine, teatro o conciertos), cambiaron de un tipo de gravamen reducido al general, lo que supuso 12 puntos porcentuales más.