Hoy Villavante toca a fiesta

La tradición sigue sonando y así lo demuestra Ceferino Fernández, que lleva muchos años transmitiendo noticias con el repiqueteo de campanas| Con la intención de que la llama siga este domingo 4 de agosto, Villavante celebrará su 33º Encuentro de campaneros

Ceferino tocando las campanas. / Vídeo: I. Santos | Foto: M.R
MARINA ROJO

Un sonido que era noticia. Que era la hora de ir a trabajar al campo, de comer o de volver a casa, eran algunos de los mensajes que se transmitieron durante años a través del sonido de las campanas. El repique de este componente indispensable, que sigue luciendo en lo alto del campanario de Villavante, fue durante años algo más que una forma de expresión, era un único medio de comunicación.

Tocar a fiesta, a nube, a concejo o a muerte sigue siendo una realidad en esta localidad leonesa, y es que gracias a personas como Ceferino Fernández, que sigue siendo anunciando con las campanas, esto sigue siendo algo más que una tradición.

¿A qué tocan?, se preguntaban los vecinos cuando el repique de campanas rompía el silencio del pueblo, y es que las noticias, tanto buenas como malas, llegaban desde lo alto de la iglesia. Un sonido que era noticia, y así lo explica Ceferino, que asegura que «antes cuando el alcalde quería transmitir algo al pueblo, se tocaba a concejo y así todo el mundo sabía que el presidente tenia una noticia que contar».

La peculiaridad y complejidad de la técnica hacen único a este pueblo leonés, que gracias a su Escuela de Campaneros sigue manteniendo viva una leyenda que lleva realizándose durante muchos años y que ha pasado de generación en generación. «Para mucha gente esto es una cosa nueva, hay en muchos pueblos en los que ya se ha perdido del todo, en los que no hay campanas, ni quien sepa tocarlas ni tampoco saben el significado de los toques», asegura Ceferino.

Con la intención de mantener viva la llama de esta tradición del año 1982, este domingo 4 de agosto, el 33º Encuentro de Campaneros que se celebrará en la localidad intentará llenarse de decenas de campaneros llegados de todos los puntos de la provincia y de España, dispuestos a repicar los distintos sonidos.

El evento puesto en marcha desde la Asociación Cultural y Deportiva 'Guays' y la Escuela de Campaneros tiene distintos reconocimientos y es que en el año 2013, la Diputación de León lo decretó 'Manifestación turística de interés cultural' y este mismo año el Consejo de Ministros, lo decretaba 'Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial'.

Para que no desaparezca es muy importante la transmisión de generación en generación, por lo que además de las campanas de la iglesia se contará con unas campanas portátiles que ayudarán a que nadie se quede con las ganas de tocar.