Suárez-Quiñones avanza que la campaña de incendios de este verano será de «cifras contenidas»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones durante la Jornada 'Apuesta por un futuro que garantice la vida de forma sostenible./Valverde
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones durante la Jornada 'Apuesta por un futuro que garantice la vida de forma sostenible. / Valverde

El consejero de Medio Ambiente solicitará la próxima semana comparecer ante las Cortes Regionales

P. MARTÍNSegovia

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, avanzó este miércoles que la campaña de incendios en el periodo de Alto Riesgo dejará «cifras contenidas», por debajo la media de los últimos diez años y con cifras similares a cómo fue el año 2018, quedando lejos de la campaña de hace dos años, en la se quemaron 40.000 hectáreas en Castilla y León.

Suárez-Quiñones no quiso dar más detalles del balance que quiere presentar en las Cortes Regionales y, la próxima semana, solicitará la comparecencia.

El consejero de Medio Ambiente sostuvo que será «una campaña contenida» lo que le hace pensar que «a pesar de haber tenido unas condiciones climáticas horribles de viento y altas temperaturas», se ha logrado contener y confió en que haya anidado «mayor concienciación». Suárez-Quiñones también avanzó que se han incrementado cerca de un 70 por ciento los conatos, los incendios que no llegan a una hectárea por una rápida intervención, remarcando que «vamos por el buen camino».

El responsable de Medio Ambiente de la Junta señaló que es pronto para hablar del número concreto de hectáreas afectadas y pidió respetar a las Cortes de Castilla y León, avanzando que al día siguiente del final de la campaña de Alto Riesgo, solicitará la comparecencia voluntaria en las Cortes para exponer el balance ante los parlamentarios.

Suárez-Quiñones señaló que «todo parece apuntar» a que la campaña de incendios de Riesgo Alto terminará en la fecha prevista, a finales de septiembre y «no será necesario una prorroga», insistiendo en que el operativo de incendios está todo el año, desde el 1 de enero al 31 de diciembre, y se irá adaptando a la situación climática y a las previsiones que semanalmente se hacen fuera de este periodo de Riesgo Alto.