La FP de La Robla se concentra y pide soluciones mientras temen que la liquidación les deje sin máquinas

Algunos de los concentrados a las puertas del centro. / N. Brandón

Padres, madres, profesores, trabajadores y alumnos se concentran a las puertas del CEIP Virgen del Buen Suceso para «pedir que alguien se haga responsable» mientras temen que la liquidación pueda empezar a retirar los materiales educativos con la matriculación al completo en este nuevo curso

I. Santos
I. SANTOSLa Robla

Sonaba el timbre que marca la salida al recreo. El reloj marcaba las 11:20 horas de este lunes 7 de octubre, algunos padres y trabajadores ya esperaban a la entrada del Centro Integrado Virgen del Buen Suceso el inicio de la concentración. Agolpados en una de las puertas de entrada esperaban las palabras de la representante de los trabajadores, Sara Alonso.

Una concentración en la que dejaron claro que «esto no ha hecho más que empezar», asegurando que seguirán con las concentraciones, marchas o lo que haga falta «hasta que alguien se haga cargo», pero todo ello «sin dejar de dar un minuto de clase». Porque para profesores y trabajadores del centro lo más importante siguen siendo los alumnos.

El 16 de septiembre recibieron la noticia de la liquidación. Un jarro de agua fría que ya están temiendo. Sara Alonso, representante de los trabajadores en la Plataforma en Defensa del centro aseguraba este lunes que «llevamos tres cursos muy crueles, no aguantamos una mentira más». Mentiras que no duran mucho ya que los afectados critican la desinformación, así como que «cada día nos dicen una cosa y al siguiente la contraria».

Algunos profesores han comprado material de manera personal, «para que esta situación afecte lo menos posible a los alumnos», pero la liquidación ya está en marcha. «Tenemos máquinas señaladas para el embargo, cualquier día se las pueden llevar y nos quedamos sin material», lamentaba Sara Alonso.

Luchando todos a una

«La primera concentración de muchos actos hasta que esto se solucione» ha llevado al centro a padres, madres, trabajadores, alumnos y algún ex alumno. Todos ellos lucharán unidos contra «tantas mentiras como nos han contado».

Muy emocionada se mostró la representante de los padres en la concentración cuando pidió a todos los presentes «compromiso, para seguir luchando todos a una». Desde el colectivo de padres recordaron que «no vamos a consentir que sigan jugando con el futuro de nuestros hijos».

Un curso que comenzó con las plazas completas al 100% y que a los pocos días recibió la noticia de la liquidación.

Un rayo de luz

Una concentración que ha contado con todo el apoyo del Ayuntamiento del municipio manifestado con la presencia de su alcalde, Santiago Dorado. «Yo estoy convencido de que este centro es tan importante para La Robla que va a continuar», asegura el regidor.

Dorado recuerda que es una situación «en la que se han encontrado muchos problemas, porque es muy compleja», pero mantiene su optimismo y cree que «el centro va a continuar muchos años más».

El alcalde de La Robla ha querido manifestar su profundo apoyo, personal y profesional, asegurando que «desde el ayuntamiento hemos mantenido el apoyo y vamos a seguir así».