El pantano de Riaño, pura adrenalina

Llega al pantano de Riaño el 'JetBoat', una embarcación que alcanza velocidades de más de 80 kilómetros por hora, con giros de 360 grados para ofrecer una experiencia que conjuga turismo con diversión y adrenalina y que es pionera en el Norte de España | Se trata de un deporte acuático que triunfa en países como Suiza o Nueva Zelanda

La JetBoat del pantano de Riaño. / N. Brandón
A. CUBILLAS
A. CUBILLASRiaño

Riaño como jamás visto. Riaño como nunca lo viviste.

Surcando las aguas de su inmenso pantano a más de 80 kilómetros por hora. Giros casi imposible de 360 grados que desafían la gravedad.; frenadas que sumergen la embarcación durante unos segundos en el agua.

Y, como telón de fondo, las imponentes moles macizas vigías del pantano de Riaño. Es la sensación en primera persona que se siente al subirte al 'JetBoat', una embarcación que conjuga adrenalina y diversión en estado puro.

Una experiencia pensada para aguas tranquilas, como lagos y pantanos, que ahora llega a Riaño tras su exitosa implantación en países del Norte de Europa como Suiza y Nueva Zelanda y que es pionera en el Norte de España, con algunas ofertas en el Sur.

Una embarcación con capacidad para 12 personas que arranca este sábado su actividad de la mano de MotoJetRiaño que nació hace dos años para revitalizar el potencial turístico del pantano de Riaño a través de visitas que conjugarán turismo con riesgo y diversión.

«Queríamos ofrecer algo novedoso, que permita disfrutar una experiencia distinta y vivimos que el JetBoat tenía gran éxito en países», señala Lorena Martín, responsable de MotoJetRiaño, que completa así una oferta que abarca desde motos de agua canoas, hidropedales, tablas de paddle surf y kayaks.

Una experiencia en la que los turistas podrán optar por la modalidad 'speed', para aquellos que solo quieran giros, velocidad y mucha diversión, o el viaje que se ampliará con un recorrido turístico por el pantano con una duración estimada de media hora.

Una experiencia única en la que será imposible no terminar empapado pero en la que la diversión estará garantizada. Algo más de 15 minutos que parecerán un abrir y cerrar de ojos encima de la JetBoat.

Al fin de cuentas, la adrenalina te hace perder la noción del tiempo. Sin dudas, la gran aventura del pantano de Riaño.