La reparación del firme de la A-66 ocasiona desvíos en los accesos a la LE-11 y la A-231

Obras en la A-66./S. Santos
Obras en la A-66. / S. Santos

Las obras se retomaron el pasado 24 de abril y ya se han finalizado los trabajos entre los puntos kilométricos 161,5 y 170,1

ICAL

Las obras de rehabilitación del firme de la calzada izquierda de la A-66 entre León y Benavente, que acomete el Ministerio de Fomento con una inversión de 6,8 millones, provoca un desvíos en los accesos a la LE-11 y la A-231.

En ese sentido, Fomento indicó que acaba de comenzar una nueva fase en la que se actuará entre los puntos kilométricos 151,8 y 153,4. En este tramo se verá afectado el enlace E-152 de acceso a la LE-11 y a la autovía A-231 León-Burgos, y el acceso a dichas autovías a través de los enlaces contiguos E-149 y E-160.

Las obras se retomaron el pasado 24 de abril y ya se han finalizado los trabajos entre los puntos kilométricos 161,5 y 170,1. Durante el año 2018 ya se actuó entre los puntos 196,3 y 188,8 y en abril de 2019 se retomó la ejecución en dos zonas de forma simultánea: entre los puntos 161,5 y 170,1, con una longitud de 8.650 metros y entre los puntos 188,8 y 182,5, con una longitud de 6.300 metros.

Las actuaciones entre los puntos 161,5 y 170,15 ya han finalizado y se ha restablecido el tráfico. Adicionalmente, en enero de 2019 se licitaron las obras de rehabilitación del firme en la calzada derecha.

Temas

León