El rayo caído en Geras mató a 25 reses y el ganadero no tenía seguro

Los animales, tras ser alcanzados por el rayo.

El secretario general de Ugal-Upa, Matías Llorente, incide en la necesidad de contar con seguro para este tipo de situaciones | Los daños al ganadero por la pérdida de estos animales podrían superar los 30.000 euros

A. CUBILLASLeón

Finalmente, el rayo que se precipitó sobre el alto del puerto de Geras de Gordón, en la provincia de León, fulminó a un total de 25 animales.

Así lo ha confirmado este miércoles el secretario general de Ugal-Upa (Unión de agricultores y ganaderos de León), Matías Llorente, quien ha lamentado el fatal desenlace de este rebaño.

Llorente ha confirmado que el ganadero titular de los animales «va a tener unas pérdidas del cien por cien» al advertir que éste no contaba con un seguro para los animales.

Seguro ante todo

El secretario general de Ugal-Upa ha insistido ha recordado «a esos agricultores y ganaderos, y aunque no estemos de acuerdo con el peritaje y los seguros sean malos, son necesarios en la explotación«.

En esa línea Llorente ha insistido en que precisamente los seguros deben ser entendidos como «un coste más de la explotación». Con todo lo sucedido Ugal-Upa ya ha asegurado que intentar «ayudar a este ganadero pero el problema es serio y grave».

La muerte de las 25 reses tuvo lugar a última hora del domingo y trascendió dos jornadas después. Entonces un rayo que impactó sobre el puerto de Geras y que actuó «por expansión», según técnicos veterinarios, terminó «partiendo en dos a los animales».

30.000 euros, como mínimo

El rayo penetró «por las uñas de los animales y les congeló la sangre» por lo que todos murieron «en cuestión de milésimas de segundo».

Las pérdidas, en su conjunto, podrían superar los 30.000 euros aunque este valor se elevaría en función de la raza y estado de las vacas y los terneros ahora calcinados.