Prisiones volverá a las protestas y ve «insuficiente» las plazas convocadas para la cárcel de León

Imagen de las protestas desarrolladas en novimebre./
Imagen de las protestas desarrolladas en novimebre.

Los trabajadores de Villahierro volverán a las movilizaciones después de que desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias no hayan atendido sus peticiones

N. BRANDÓNLeón

Los funcionarios de Villahierro volverán a las protestas. Las reivindicaciones que durante octubre y noviembre se desarrollaron a las puertas de la prisión de Villahierro en Masilla se «reanudarán en los próximos días», tal y como ha señalado a leonoticias Valentín Llamas, secretario general del sindicato Acaip.

Los sindicatos convocantes ya mantienen reuniones para volver a activar las protestas a la vista de que «no ha habido cambios» en cuanto a las peticiones de los funcionarios.

Según apunta Llamas, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias «sólo nos da negativas» ante las solicitudes de aumento salarial, o sus protestas por la escasez de personal, la falta de seguridad que sufren los funcionarios de prisiones y el incremento continuo de las agresiones.

Convocatoria insuficiente

El BOE ha publicado este miércoles la convocatoria del Ministerio del Interior para los puestos de trabajo de Instituciones Penitenciarias en la que se recoge un total de 47 plazas vacantes para el Centro Penitenciario de León en Mansilla de las Mulas.

De acuerdo a esta cifra, «aun siendo un número importante», la convocatoria es «es insuficiente», según señala el propio Valentín Llamas. Y es que desde este sindicato calculan que serían necesarias el doble de plazas para cubrir la Relación de Puestos de Trabajo, ya que sospechan que las nuevas plazas que ocupen los propios funcionarios que ya están en el Centro Penitenciario de León no serán reemplazadas con otras resultas. «Queremos que la RPT aumente realmente en esas 47 plazas».

El puesto en el que más refuerzo reclaman es en vigilancia interior del grupo V1, donde se han convocado 7 plazas y «serían necesarias más, porque es el personal que está en contacto directo con el preso». «Se puede dar la situación que cuando haya permisos o vacaciones, un módulo quede al cargo de un solo funcionario que se encargaría de todos los internos», según señala Valentín Llamas.

 

Fotos