El Principado descarta «dilapidar» dinero para la fusión entre Fuentes de Invierno y San Isidro

Imagen de la estación de San Isidro./
Imagen de la estación de San Isidro.

El consejero del Gobierno de Asturias, Genaro Alonso, asegura que no se puede pagar a León 4,3 millones de euros por tres megavatios de enganche eléctrico cuando es necesario uno

ALEJANDRO FUENTE

El consejero de Educación tenía ganas de hablar del tema. Apenas hubo que hacer preguntas para que Genaro Alonso entrara de lleno en la polémica sobre el coste del enganche eléctrico desde León para la estación de esquí de Fuentes de Invierno, lo que frena la fusión con las anexas pistas de San Isidro. «La conexión es necesaria, es posible, es viable, pero tiene que ser razonable. Para ello hay que centrarse en comprar la electricidad que se necesita y no más. Y si con un megavatio es suficiente es difícil de entender pagar cuatro porque hayan adquirido más de lo que necesitaban», decía en clara referencia al gobierno leonés. Hay proyectos que se cayeron y que hacen prescindible tanta energía, como el campo de golf o un hotel de cinco estrellas, apuntaba el responsable regional. «Comprar lo que se necesite porque a otro le sobre es dilapidar dinero público», sentenció.

«Lo que los ciudadanos no entenderían es que se pague más de un millón de euros. Estábamos dispuestos a hacerlo y así lo habíamos hablado reiteradamente con el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, pero ellos siguen defendiendo la necesidad inexorable de comprar tres megavatios; no podemos aceptar eso», incidía el consejero. Se refirió también a la propuesta del Partido Popular de pagar todo lo que pide la provincia vecina: «Ellos sabrán lo que hacen con el dinero público».

¿Qué ha hecho que el responsable de Educación tuviera tantas ganas de abordar este asunto? El convenio político suscrito entre el presidente de la diputación leonesa (del PP) y los populares asturianos. Fue el pasado 1 de mayo cuando la candidata a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, acudió hasta las estaciones de esquí para presentar el plan de fusión de las estaciones. Las bondades son claras: crear «la gran estación del norte», con un dominio esquiable de 50 kilómetros potenciales, asimilándose a las estaciones medianas del Pirineo. De ganar las elecciones autonómicas, el PP de Asturias se compromete a pagar a la Diputación de León los derechos para dotar de electricidad a Fuentes de Invierno, así como las obras de soterramiento correspondientes a la zona asturiana, mientras que León llevaría a cabo el tramo pendiente del soterramiento de la línea eléctrica hasta Asturias.

Posible solución para el complejo

El Principado, de este modo, abonaría el coste de tres megavatios. El primero de ellos, en el momento del acuerdo, por 1,4 millones, mientras que los dos restantes se pagarían a veinte años en cuotas de 143.400 euros anuales, hasta sumar los 4,3 millones de euros en total. Hasta la fecha, el Gobierno regional solo ha aceptado pagar 1,5 millones.

Superado este primer escollo para la fusión, tanto el Principado como la Diputación de León elaborarían sendos planes directores para avanzar en el desarrollo de esta gran estación, una demanda de los usuarios. En la actualidad, la estación asturiana cuenta con quince pistas con un total de 8,7 kilómetros, mientras que la leonesa dispone de 31 pistas, que suponen 27,4 kilómetros. La fusión conllevaría ampliar el dominio esquiable hasta las 61 pistas con 54,4 kilómetros y ganar 18 kilómetros en quince nuevas pistas.