El primer fin de semana de agosto traerá temperaturas normales para la época y lluvias débiles en zonas montañosas

Pantano de Riaño. /
Pantano de Riaño.

El tiempo será estable y el ambiente «plenamente veraniego», con cielos nubosos y algunas lluvias de poca intensidad en la montaña leonesa

EUROPA PRESS

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de AEMET, Rubén del Campo, el tiempo será estable y el ambiente «plenamente veraniego» con cielos nubosos en gran parte de España, aunque en las zonas montañosas del norte de las Islas Canarias y en el extremo norte peninsular predominará una nubosidad abundante con algunas lluvias débiles durante el fin de semana.

Además, ha detallado que tanto el sábado como el domingo, a partir del mediodía, crecerán las nubes de evolución diurna que podrán dar lugar a algunas tormentas débiles y dispersas en la zona de montañas, sobre todo en los Pirineos, en el Sistema Ibérico, en la Cordillera Cantábrica y en los Sistemas Béticos. Aún así, ha señalado que las precipitaciones serán de poca intensidad.

En el caso de las temperaturas, subirán este sábado 3 de agosto en el norte peninsular y el domingo 4 de agosto bajarán en el Cantábrico. No obstante, las temperaturas no cambiarán en el resto del país, «incluso puede que suban ligeramente en las regiones mediterráneas» ha asegurado Del Campo.

En ese sentido, tanto el sábado como el domingo, en la cuenca del Ebro se prevén máximas de entre 35 grados centígrados (ºC) y 39ºC, «siendo un poco más altas en algunas zonas», según ha indicado.

En la Meseta norte, las máximas oscilarán entre los 33ºC y 36ºC y en el centro y sur de la Península ascenderá de 35ºC a 39ºC. Además, en el área mediterránea, las máximas serán un poco más bajas, con temperaturas de entre 30ºC y 33ºC, aunque Del Campo ha señalado que se apreciará la sensación de bochorno por la humedad.

De cara a la próxima semana, el lunes 5 de agosto será una jornada similar al del domingo, con cielos, generalmente, poco nubosos y con altas temperaturas en estas zonas.

Sin embargo, se espera que durante el martes y el miércoles, un frente atlántico afecte con nubosidad a toda la mitad norte y Del Campo ha asegurado que se esperan precipitaciones en Galicia, en las comunidades cantábricas, en el entorno de los Pirineos y en el norte de Castilla y León, con un descenso de temperaturas.