La Policía detiene en Barcelona a un marroquí por su relación con la red yihadista que operaba en la cárcel de Mansilla de las Mulas

Vídeo de las anteriores detenciones en las cárceles de Mansilla y Madrid.

Se trata del segundo arrestado en las últimas horas en Cataluña por su presunta relación con el terrorismo

EUROPA PRESSBarcelona

La Policía Nacional ha detenido en Barcelona a un ciudadano de nacionalidad marroquí buscado por su presunta relación con una célula de captación de yihadistas que actuaba desde diferentes cárceles españolas y que fue desarticulada en febrero por orden de la Audiencia Nacional, según han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

La detención está vinculada con el operativo desarrollado el 3 de febrero por la Brigada Provincial de Madrid. Entonces fueron arrestado cinco reclusos de nacionalidad marroquí por su presunta participación en delitos de integración en grupo terrorista y proposición para la comisión de atentados terroristas.

Los arrestados tenían edades comprendidas entre los 25 y los 68 años de edad y se encontraban cumpliendo condena desde 2013 por delitos contra la salud pública en los Centros Penitenciarios de Mansilla de las Mulas en León y Madrid III (Valdemoro).

Más información

Estas fuentes precisan que el arrestado ofreció resistencia cuando fue detectado circulando en un coche con una segunda persona, que huyó del lugar de los hechos pero no está siendo buscado al carecer de interés policial. La detención se llevó a cabo por parte de la Brigada Provincial de Barcelona en el Pla de Palau sobre las 12.00 horas de este martes, contando con la colaboración de la Guardia Urbana.

Además de estos cinco reclusos radicalizados en prisión, la Brigada Provincial de Información de Madrid detuvo a dos personas en Madrid y a un funcionario de prisiones por su presunta colaboración con los detenidos, en este último caso por introducir en prisión dispositivos móviles que hacía llegar a los cabecillas de la red.

La Policía Nacional mantenía abierta la investigación para tratar de esclarecer los enlaces de la célula yihadista que operaba principalmente desde la madrileña cárcel de Valdemoro, al constatar que habían ordenado que se atentara en Madrid y Barcelona, usando para ello armas de fuego y explosivos adquiridos con el dinero obtenido del tráfico de la droga conocida como karkubi.

La operación contra la presunta red yihadista fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, titular del Juzgado Central 5. El detenido este miércoles pasará a disposición de este magistrado en las próximas horas.

Segunda detención en las últimas horas

Esta detención es la segunda que se practica en las últimas horas en Barcelona en relación con actividades terroristas, sin tener ninguna relación una con la otra. La Policía Nacional arrestó ayer en Santa Coloma de Gramanet a un marroquí de 30 años que huyó en septiembre de 2018 de Tánger tras la desarticulación por parte de las autoridades marroquíes de la célula yihadista de la que formaba parte.

Tras su fuga, logró entrar de manera clandestina en España y se escondió en Santa Coloma de Gramanet. Se le ha detenido por su presunta participación en los delitos de integración en organización terrorista y tráfico de drogas. Fuentes jurídicas han informado de que ha aceptado su extradición a Marruecos tras pasar a disposición del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.