La plantilla de Vestas ve el fin de la factoría en 120 días y lamenta su situación de abandono

Trabajadores de Vestas durante una concentración en Madrid. / Juan Lázaro

La representación sindical urge a que las administraciones se movilicen para evitar la muerte de una factoría que arrastrará a 550 trabajadores al desempleo de forma definitiva

J.C.León

«Es una tragedia para León. La provincia no se puede permitirse algo así». El secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT de Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, remarca la gravedad de la situación en la que se encuentra la factoría Vestas en el Polígono Industrial de Villadangos.

En detalle

Una de las plantas más modernas de esta firma se encuentra ahora al borde del colapso laboral. Desde hace más de mes y medio su plantilla se encuentra en una huelga indefinida que «no va a tener fin» y para la que no se ve solución posible.

Así lo advierte la representación sindical, que lamenta la situación de bloqueo en la que hoy se encuentran las 'conversaciones' entre las partes. Por un lado la empresa se cierra a negociar. Abrirá una 'ventana de oportunidad' en septiembre, pero será demasiado tarde como para conseguir alcanzar una solución pactada.

Cuatro meses de vida

Mientras la plantilla desespera. Ahora lo hace en un periodo vacacional de 15 días que finalizará el próximo día 20. «Creemos que la empresa va a esperar a ver si ese día se reincorpora la plantilla, pero eso no va a ocurrir», remarca Pablo Martínez, miembro del comité de empresa por el sindicato UGT.

Este sindicato mantiene la certeza de que a la factoría le quedan «cuatro meses de vida, 120 días en los que nos vamos a jugar el futuro. Sería terrible que pasado ese tiempo todo terminara porque hay gente trabajando con treinta años, hijos y familia».

De ahí que en la antesala del mes de septiembre, cuando de nuevo comité y empresa se vean cara a cara, se realice un nuevo llamamiento a las administraciones. Sabiendo, eso sí, que las posibles negociaciones entre las partes chocan frontalmente.

Fundación Anclaje

«Desde la fundación Anclaje de la Junta de Castilla y León se ha hecho un intento de acercamiento a la empresa, pero nos dicen que la respuesta de Vestas no ha sido la búsqueda de la solución, todo lo contrario. Y lo mismo creemos ocurrirá con el ministerio», se advierte desde la parte sindical.

De ahí que el pesimismo se haya instalado en la plantilla hasta el punto de dar por sentado que el «fin está cerca». Para una parte de la representación sindical es «muy triste» que otra parte de la representación (mayoritaria en el comité) ya se conforme «con pactar un ERE extintivo. Admitir esa situación es algo que no comprendemos desde UGT».

Será en dos semanas cuando de nuevo todas las partes hablen en una mesa. Lo harán en busca de un entendimiento que «hoy por hoy se ve imposible» porque según se remarca desde UGT la empresa «sólo piensa en abandonar la factoría y dejar a la plantilla en la calle».

Contenido Patrocinado

Fotos