La plantilla de Legio VII exige a Gersul que cumpla con los pagos ante el retraso en sus nóminas

Una máquina trabaja en la distribución de residuos en el CTR de León. / Sandra Santos

Los 170 trabajadores de la concesionaria del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) temen que a los retrasos en la nómina se sume el impago de la extra de Navidad | El origen del conflicto se encuentra en la falta de regularidad de los pagos a la concesionaria

J.C.León

Retrasos en las nóminas y, por extensión, incertidumbre en la plantilla de Legio VII. La concesionaria de los centros de tratamiento de residuos de la provincia de León, con un total de 170 empleados, vuelve a sentirse víctima de las dificultades internas en las que se encuentra Gersul.

El consorcio provincial, según ha denunciado este jueves la representación laboral, no abona con regularidad los pagos mensuales a la concesionaria. Un desencuentro que está provocando no solo la falta de regularidad en las mensualidades sino que a fecha de hoy la extra de Navidad se encuentre en el aire.

De este modo la intranquilidad se ha instalado en las últimas semanas en el seno de la plantilla de Legio VII. Los trabajadores de la empresa responsable del traslado, tratamiento y envío al vaso de residuos en la provincia de León temen que el bloqueo administrativo de Gersul termine siendo un lastre insalvable en el terreno laboral.

Incertidumbre

Según ha asegurado este jueves Fernando Abella, presidente del comité de empresa, los retrasos se producen en la actualidad durante varios días pero pagos completos como la extra navideña no parecen asegurados.

«La plantilla está en una situación de incertidumbre. La sensación es que hay problemas entre las partes para proceder a los pagos y las consecuencia es que los trabajadores no cobran a tiempo», ha asegurado a leonoticias.

Abella ha incidido en que el problema reside en la falta de pago de las facturas que Legio VII presenta como concesionaria a Gersul y cuyo importe mensual ronda el millón de euros. «Hay una situación caótica en ese sentido y el resultado de todo es lo que estamos viendo», según ha remarcado.

«Siempre pagan los mismos»

De ahí el llamamiento para que se subsane a la mayor brevedad las diferencias entre las partes. «No puede ser que siempre pagen los mismos, los trabajadores», se ha recordado desde el comité de empresa.

En la actualidad, además de los pagos mensuales, Gersul mantiene un acuerdo judicial rubricado por las partes en el que reconoce y se compromete a abonar el pago de los 23 millones de euros de deuda, pagos que tendrían que haber comenzado a realizarse en el mes de noviembre.

El conjunto de los retrasos en ambas vertientes es el que está provocando los citados retrasos en los abonos a la plantilla.

Temas

León