La plantilla de Legio VII anuncia movilizaciones ante los retrasos en las nóminas de sus 170 empleados

Un trabajador del CTR en la planta de distribución./leonoticias
Un trabajador del CTR en la planta de distribución. / leonoticias

La representación laboral asegura que el origen del conflicto se encuentra en los retrasos en los pagos desde Gersul a la empresa responsable de la recogida y tratamiento de basuras

LEONOTICIASLeón

«La situación ha llegado a un punto que lo único que nos queda son las movilizaciones. Y éstas comenzarán la próxima semana si no hay una solución. No se puede hacer esto a los 170 trabajadores de Legio, no se puede jugar con las nóminas de los trabajadores».

Contundente, el presidente del comité de empresa de Legio VII, la concesionaria para la recogida y tratamiento de basuras en la provincia, anuncia el fin de la 'calma laboral' ante la situación que se vive en la empresa.

Hay retrasos en las nóminas y, por extensión, incertidumbre en la plantilla de Legio VII. La plantilla, según advierte Fernando Abella, vuelve a sentirse víctima de las dificultades internas en las que se encuentra Gersul.

Sin regularidad

El consorcio provincial, según la representación laboral, no abona con regularidad los pagos mensuales a la concesionaria. Un desencuentro que está provocando la falta de regularidad en las mensualidades y los abonos de las extras.

De este modo la intranquilidad se ha instalado en las últimas semanas en el seno de la plantilla de Legio VII. Los trabajadores de la empresa responsable del traslado, tratamiento y envío al vaso de residuos en la provincia de León temen que el bloqueo administrativo de Gersul termine siendo un lastre insalvable en el terreno laboral.

La sentencia condenatoria no se ha abonado

Para Fernando Abella todo el problema radica en el desencuentro interno entre administraciones: «Ya no solo no se abonan los 23 millones de euros a los que Gersul tiene que hacer frente por sentencia sino que tampoco se normalizan los pagos mensuales».

Esos pagos mensuales rondan el millón de euros y sin ellos Legio VII, «cansada de adelantar dinero», no normaliza las nóminas. Hay una situación caótica en ese sentido y el resultado de todo es lo que estamos viendo», según ha remarcado.