El plan de Picos de Europa sólo limitará el número de visitantes en caso de daño ambiental

El plan de Picos de Europa sólo limitará el número de visitantes en caso de daño ambiental

Las tres autonomías ultiman los detalles técnicos del texto, que saldrá a información pública el 1 de marzo durante dos meses

LUCÍA RAMOS

Tras varios años de trabajo, la 'Constitución' del Parque Nacional de los Picos de Europa ya encara la recta final para ver la luz. Según indicaba este jueves el viceconsejero de Medio Ambiente del Principado, Benigno Fernández Fano, tras una reunión celebrada en Oviedo para «ultimar detalles puramente técnicos» y coordinarse entre las diferentes administraciones para que todas sigan el mismo ritmo, será el uno de marzo cuando la ciudadanía pueda conocer por fin el texto del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del espacio protegido. El documento, que ya está prácticamente listo, saldrá a información pública de forma simultánea en las tres comunidades autónomas con territorio en el parque y así permanecerá durante dos meses, al exigir este plazo, como mínimo, la legislación cántabra.

A la reunión acudieron también el director general de Biodiversidad del Principado, Manuel Calvo; los directores generales de Medio Natural de Castilla y León y Cantabria, José Ángel Arranz y Antonio Lucio; y los tres codirectores del parque, Pablo García Esteban (Asturias), Ángel Serdio (Cantabria) y Mariano Torre (Castilla y León).

Este nuevo plan rector, apuntó Fano, será el «documento básico» en torno al cual se articularán otros planeamientos más técnicos relacionados, por ejemplo, con la limitación al tráfico rodado de algunos puntos. En este sentido, el viceconsejero reconoció que «va a haber zonas restringidas a la movilidad dentro del parque» y que también «se plantea que se puedan poner limitaciones de acceso de vehículos por determinadas pistas», pero, recalcó, «siempre por motivos ambientales». Reconoció que la posibilidad de dar prioridad a vehículos eléctricos y ecológicos frente a los tradicionales es algo «sensato», pero recalcó que no será el PRUG el que establezca este tipo de medidas, sino planes concretos que se puedan ir elaborando en un futuro.

Benigno Fernández Fano también habló de la posibilidad de que el plan de Picos plantea de «establecer aquellos cupos máximos de visitantes que se consideren admisibles en determinadas zonas con el fin de evitar el deterioro de los valores ambientales o de la calidad de la visita», si bien recalcó que se trataría de una medida excepcional que solamente se aplicaría en caso de que se constate que se está produciendo un daño ambiental en un enclave determinado.

El viceconsejero negó, asimismo, que se vaya a prohibir el paso de personas por cotas superiores a los 1.800 metros, como se llegó a indicar por parte de algún colectivo. «La gente debería leerse el plan rector antes de ponerse a hablar, pues en ese aspecto las restricciones serán exactamente las mismas que hay en la actualidad y los montañeros y quienes lo deseen podrán acceder sin problemas a los tres macizos», aseveró. Sí señaló una excepción en este punto, como es la del helero del Jou Negro, bajo la pared norte de Torrecerredo. «En invierno no hay problema, pero en verano queda muy reducido y lo queremos proteger», explicó Fano, e indicó que, según le manifestaron los propios montañeros, «se trata de una zona que la gente evita, pues es peligrosa».