Las pernoctaciones en turismo rural en León se disparan un 40,85% durante el mes de abril

El turismo rural se ha disparado en la provincia de León./
El turismo rural se ha disparado en la provincia de León.

El mayor repunte en viajeros en la Comunidad, con un 48,33%, se registró en León, donde se alcanzaron los 11.837 viajeros

LEONOTICIASLeón

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural subieron en Castilla y León un 22,2 por ciento durante el mes de abril en relación con el mismo periodo del pasado año, debido a la repercusión de la Semana Santa (que en 2018 se celebró en entre marzo y abril y este año en abril). En esta ocasión se han totalizado 173.987 pernoctaciones, mientras que los viajeros experimentaron también una subida del 6,68 por ciento, hasta los 74.798.

Con estos datos, la Comunidad se mantuvo como el destino preferido, muy por delante de Andalucía, que ocupó la segunda posición en pernoctaciones con 110.274, según los datos de la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos Extrahoteleros que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). Castilla y León concentra casi una de cada seis pernoctaciones que se registraron a nivel nacional. No obstante, la estancia media se situó en los 2,33 días, ligeramente por debajo de los 2,66 del conjunto del país.

Ávila, con 30.800 pernoctaciones, se situó en el quinto lugar de un ranking que encabezó Málaga (57.841), por delante de Cáceres (43.573) y Gerona (40.817). Entre las quince primeras provincias también aparecen Burgos (24.833), en octavo lugar, justo por delante de Segovia (23.920) y de León (21.991). Salamanca (18.864) es decimotercera y Soria (18.329), decimocuarta.

Por lo que respecta a los viajeros, más del 90 por ciento de los que llegaron a Castilla y León (67.573) fueron residentes en España, mientras que los extranjeros (7.225) representaron el 9,6 por ciento.

En abril, Castilla y León ofertó 32.032 plazas repartidas entre 3.597 establecimientos, que dieron empleo a 4.906 personas. El grado de ocupación por plaza fue del 18,07 por ciento, mientras que los fines de semana se elevó al 40,05 por ciento. A nivel nacional, con 17.453 alojamientos de turismo rural, el grado de ocupación fue del 19,88 por ciento, y durante el fin de semana del 36,72 por ciento.

Provincias

Por lo que respecta a los datos por provincias, la evolución de los viajeros fue irregular. El mayor repunte, un 48,33 por ciento, se registró en León, donde se alcanzaron los 11.837 viajeros, por delante de Zamora, con un 32,84 por ciento, hasta los 7.269 viajeros, y Palencia, con alza del 31,24 por ciento (3.693). También se apuntaron subidas Ávila (16,26 por ciento), hasta los 11,722 viajeros, y Valladolid, que alcanzó los 4.734 (10,38 por ciento). Por el contrario, en Salamanca se registró un retroceso del 17,87 por ciento (8.069); en Segovia del 9,37 por ciento (9.676) y en Soria del 6,1 por ciento (7.591).

En cuanto al número de pernoctaciones, se incrementó en todas a excepción de Salamanca, donde se registró una caída del 2,29 por ciento (18.864). Las subidas fueron encabezadas por Ávila, con un 46,15 por ciento (30.801), por delante de Palencia (41,86 por ciento), hasta las 9.408, y de León, con un alza del 40,85 por ciento (21.991). En Zamora se alcanzaron las 16.268 (36,88 por ciento), en Valladolid las 9.575 (28,77 por ciento), en Burgos, las 22.428 (20,55 por ciento), en Segovia las 23.920 (11,11 por ciento) y en Soria las 18.328 (0,37 por ciento).

Finalmente, por lo que respecta a los apartamentos turísticos, Castilla y León sumó 15.533 viajeros y 37.678 pernoctaciones, con una estancia media de 2,43 noches. En cuanto a los campings, la Comunidad registró 18.922 viajeros, con 42.488 pernoctaciones y una estancia media de 2,25 noches.