Un operativo de nueve horas en plena madrugada para llevar un ventolín al refugio de Urriellu

Un operativo de nueve horas en plena madrugada para llevar un ventolín al refugio de Urriellu

Varios agentes del Greim de Cangas de Onís tuvieron que llevar a pie el medicamento a una menor de quince años que no podía respirar bien

LUCÍA RAMOS

Nueve horas. Fue el tiempo que emplearon esta pasada noche los efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil de Cangas de Onís en llevar un ventolín hasta el refugio de Urriellu, en plena madrugada, donde se encontraba una chica de quince años con problemas respiratorios.

Más información

Fue a la una de la madrugada cuando en el Centro Operativo de Servicios de la Comandancia de Gijón de la Benemérita recibían una llamada del 112 Asturias. En ella se indicaba que una menor que se encontraba en el citado refugio de montaña en compañía de su padre había comenzado a encontrarse mal y a presentar problemas para respirar, ante lo que el facultativo del servicio telefónico del 112 que se hizo cargo del caso le había prescrito un ventolín. Ni el padre ni la niña disponían del medicamento, por lo que se solicitó al Servicio de Montaña del instituto armado que lo recogiese y lo llevase hasta donde se encontraba la afectada.

A las dos de la madrugada varios efectivos del Greim recogieron el ventolín en el centro de salud de Cangas de Onís y pusieron rumbo a Pandébano, en el concejo de Cabrales, donde dejaron sus vehículos e iniciaron a pie el recorrido hasta el refugio, al que llegaron a las cuatro y media de la madrugada. Una vez allí, y siguiendo las indicaciones del facultativo del 112 Asturias, asistieron a la menor, hasta que ésta se recuperó. A las siete de la mañana los agentes iniciaron de nuevo a pie su regreso a Pandébano y de ahí al cuartel cangués, adonde llegaron a las 10.15 horas de este sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos