Un museo sin su esencia: el Centro del Clima de La Vid, una década esperando su contenido

Aspecto exterior del Centro del Clima de La Vid. / Inés Santos

El singular edificio de la localidad gordonesa, que tuvo como origen la escuela nacional del pueblo, empleó 1,3 millones de Fondos Miner para recuperar este espacio y espera subvenciones para convertirse en un centro que interprete los fenómenos meteorológicos

RUBÉN FARIÑASLa Vid de Gordón

Un continente sin su contenido. Un nombre sin su esencia. Un edificio que lleva más de una década esperando ser aquello que el pueblo había decidido.

La Vid de Gordón cuenta con un singular edificio, reconstruido por Regiones Devastadas, y que aspiraba a acoger un Centro de Interpretación del Clima.

Tras el paso de la Guerra Civil, que convirtió a este enclave leonés en territorio entre el Frente Nacional y el Revolucionario, se intentó maquillar este capítulo de la historia con un plan que tuvo como buque insignia levantar un centro escolar. En la planta superior se daba clase a los jóvenes de la comarca y en la planta baja se situó la casa del maestro. Incluso en el jardín se levantó un huerto con árboles frutales que cultivaban los propios alumnos.

El consenso de la corporación municipal de La Pola, para sacar adelante una idea de Izquierda Unida, pretendía convertir en un museo a las antiguas escuelas. El primer paso se pudo dar, pero la crisis dio al traste con el ambicioso proyecto.

Con Fondos Miner

Con Fondos Miner se integraron los dos edificios -escuela y casa del maestro-, a través de unos muros cortina. «El objetivo era levantar un Centro de Interpretación del Clima, pero nunca llegó a abrir como tal».

El dinero empleado fueron 1,3 millones de euros y se dio por terminada la rehabilitación de la escuela hace diez años. Había una senda inversión para la musealización del centro, que necesitaba 900.000 euros, y que fue paralizada debido a la crisis económica.

El siguiente movimiento no llegó hasta el pasado año. 300.000 euros, a través de una enmienda de UPL a los presupuestos en las Cortes de Castilla y León en 2017, ha permitido elaborar una memoria para tratar de rescatar el origen de la idea que tuvo La Vid para este espacio público. «El Centro del Clima surgió para estudiar fenómenos meteorológicos, para hacer un museo de cómo se formaban las nubes, la lluvia... y estudiar el clima en sí».

El primer paso que se quiere dar para recuperar el proyecto es que una planta esté dedicada al clima, en un patio interior se instale una estación meteorológica y en otro espacio se estudien los fenómenos climatológicos.

Mientras, la voluntad del Instituto Leonés de Cultura, la Diputación de León y el Ayuntamiento de La Pola de Gordón ha permitido crear un centro expositivo que en su primera muestra 'Estractos fracturados' contó con 3.500 visitantes. Ahora, cuenta con dos nuevas exposiciones. Una de ellas, de los artistas leoneses Eduardo Arroyo y Jonás Pérez, contrapone a estos dos creadores de orígenes muy diversos; la segunda, bajo el nombre de 'Pictopía', es un impacto visual extremo de muchos artistas que reflejan una crítica política, social y de defensa de los derechos y de la mujer.

El deseado Centro del Clima de La Vid seguirá esperando hacer honor a su nombre y, mientras, el pueblo tratará de dar otra utilidad a su escuela, ya vacía de alumnos, y que no quiere ver vacía también de contenido.

Contenido Patrocinado

Fotos