Los montañeros piden cambiar el protocolo de actuación del helicóptero de Rescate de la Junta

Imagen del rescate realizado este fin de semana en Pîcos de Europa.

Denuncian que el auxilio a una víctima por una lesión grave en el Llambrión, en Picos de Europa, se extendió durante seis horas al no poder trasladar directamente a la mujer herida al Hospital de León

J. Calvo
J. CALVO

Los protocolos de actuación del helicóptero de Rescate de la Junta de Castilla y León deben ser reactualizados. Al menos, así lo entienden los montañeros que de forma habitual transitan por la Cordillera Cantábrica y en especial por de Picos de Europa.

Lo defiende, con vehemencia, Pablo Sedano quien mantiene una privilegiada situación de cuanto sucede en el entorno del Refugio Collado Jermoso.

La muestra palpable de la necesidad de revisar los protocolos se hace visible en el rescate de una montañera en el Pico Urriellu este fin de semana.

En el mismo intervino el Grupo de Rescate de Protección Civil. La mujer realizaba una travesía en los alrededores del refugio de Collado Jermoso y la Torre del Llambrión, pero terminó precipitándose por una ladera.

Grandes rescatadores en un helicóptero poco moderno

En la caída se lesionó la cadera, un hombro y la rodilla por lo que se precisó la asistencia del helicóptero de rescate de la Junta de Castilla y León. «Los rescatadores hicieron una labor magnífica, pero el problema es de los protocolo», recuerda Pablo Sedano, responsable del refugio.

«El helicóptero tiene obligatoriamente que rescatar al herido, algo que realiza con los extraordinarios profesionales que van en el interior, pero el protocolo le obliga a llevar al herido a una ambulancia en el entorno más próximo posible«, recuerda.

Ahí comienza el 'calvario'. En el caso de la montañera del fin de semana se la trasladó en helicóptero a Posada de Valdeón, de allí se hizo un traslado vía terrestre hasta Riaño. En Riaño se solicitó el helicóptero medicalizado de Sacyl pero este no pudo acudir por encontrarse realizando una intervención médica en otra zona y se procedió a un traslado alternativo en ambulancia. Cuando la mujer herida llegó al Hospital de León habían pasado seis horas.

Monoturbina

¿Por qué no se realizó un traslado directo al Hospital de León como impone la lógica? La razón se encuentra en el propio helicóptero y en sus protocolos. Se trata de un modelo monoturbina con lo cual no puede sobrevolar poblaciones de más de 50.000 habitantes.

Pero siendo así ¿Por qué motivo no se hizo un traslado directo a una zona próxima al Hospital de León, Villaquilambre por ejemplo? Porque, según recuerdan los montañeros, el protocolo obliga a derivar al herido a una ambulancia en la zona más próxima pese a que el tiempo de traslado a una zona cercana al Hospital sea insignificante.

«El protocolo es viejo y no sirve, pero no se acomete su renovación. Ni se modifica ni se trabaja en otras necesidades reales como actualizar el posicionamiento de este helicóptero para acercarlo a las zonas con mayor número de incidentes, cambiar el modelo de helicóptero por uno más moderno y de mejores prestaciones y, por último, contar con los propios montañeros en la zona para casos de Emergencias. Antes el 112 nos daba aviso (Refugio de Collado Jermoso) de los incidentes porque podíamos ayudar en el auxilio, posicionamiento o primera intervención. Ahora nunca lo hacen. En el caso de la mujer herida llegamos los primeros a la zona porque una persona creyó verla caer aunque inicialmente dudaba si era un montañero, una roca o un animal. Lo que pedimos es que se aplique el sentido común, la lógica y se cambien los protocolos a medida que las cosas avanzan«, sentencia Pablo Sedano.