La 'Marcha del Aluminio' deja atrás la provincia con la lucha por el futuro en Alcoa como bandera

Marcha de Alcoa saliendo de Cimanes de la Vega. / J. Calvo

Los integrantes de la marcha, que llegará a Madrid el 24 de junio, salieron en la mañana del domingo de Cimanes de la Vega con el espíritu intacto en su ruta hacia Benavente

J. Calvo
J. CALVO

Los ánimos siguen intactos en la conocida como la 'Marcha del Aluminio'.

La lucha laboral en la planta de Alcoa, en Avilés, en la que se trata de evitar el despido de dos tercios de la plantilla es el motivo que impulsa a un buen grupo de trabajadores a reclamar un futuro marchando hasta Madrid, donde llegarán el próximo 24 de junio.

Tras llegar el sábado a León, la Marcha dejó atrás Cimanes de la Vega en la mañana del domingo, enfilando el camino hacia Benavente.

Con sus particulares camisetas amarillas y ondeando banderas de Asturias, los trabajadores se calzaron las botas y zapatillas para completar un recorrido en el que reclamar otro futuro distinto al planeado por la empresa.

Una lucha sin cuartel

El presidente del comité de empresa de Alcoa, José Manuel Gómez de la Uz, explicaba el sábado que en estos momentos se mantienen paradas las sedes de electrolisis, «el corazón de la empresa», de manera que si no se consigue un inversor «que dé una solución para los cortes eléctricos que lastran la fábrica», el día 30 de junio se producirán los despidos de dos tercios de una plantilla total de 300 personas.

José Manuel Gómez de la Uz explicó que los trabajadores están a la espera de que llegue «un posible inversor que prometió el Estado buscar en los últimos meses», mientras que solamente hay un inversor «que no da ninguna garantía de futuro para el cien por cien de la plantilla».

Camino a Madrid

La 'Marcha del aluminio' partió el jueves, 13 de junio, de la sede de la fábrica de Alcoa en Avilés hasta Oviedo, donde la primera etapa concluyó ante la delegación del Gobierno en Oviedo. En la jornada de ayer, caminaron desde Mieres hasta el alto de Pajares, mientras que este sábado partieron desde La Robla, donde fueron despedidos por el alcalde, Santiago Dorado, para finalizar su tercera etapa en León ciudad, en la que les esperaron representantes de Comisiones Obreras, UGT, y algún miembro de la corporación municipal.

Este domingo salieron de Cimanes de la Vega hasta Benavente, desde donde el lunes caminarán hasta Villalpando. Mota del Marqués, Tordesillas, Medina del Campo, Arévalo, San Chidrian, Villacastín, San Rafael y Villalba serán los lugares de inicio y fin de las diferentes etapas que se sucederán durante la próxima semana hasta culminar el lunes 24 en Madrid.