Soy leonés, ¿a qué jugamos?

La Diputación de León trata de mantener viva la esencia, cultura y tradición de la provincia con la entrega de 27 juegos populares con arraigo leonés | Los pueblos han recibido lotes de bolos, tarusa y la rana para que las generaciones de futuro no dejen perder estas mañas

La rana, uno de los juegos autóctonos de León. / Inés Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

Ficha preparada, coger impulso y lanzar hacia la boca de la rana. Bolos y miche colocados, toca acertar con la bola. Tarusa en pie, chapa y doblones en su sitio; a jugar.

Son símbolos de la identidad leonesa y, como casi todo por estos lares, se encuentran en peligro de extinción.

Por ello, la Diputación de León trabaja en mantener viva la cultura y tradición de una provincia, rica en este aspecto, en la que los juegos populares son el hilo entre generaciones.

Juan Martínez Majo ha recordado que este símbolo leonés no son solo para los que saben jugar, sino también para que se enseñe a los más pequeños su funcionamiento y no perder la esencia.

El Palacio de los Guzmanes ha sido el escenario de la entrega de 27 juegos tradicionales de bolo, tarusa y rana a otros tantos pueblos de la provincia.

El presidente ha invitado a las juntas vecinales a fomentar estos deportes desde la base para fomentar las raíces y tradiciones y poner en valor la identidad de la provincia.

En tres años, la Diputación ha hecho entrega de 90 lotes con el objetivo de que los juegos autóctonos lleguen a todos los rincones de León.

Acto de entrega de los juegos. / Peio García

Contenido Patrocinado

Fotos