IU pide la dimisión de Sáez Aguado y denuncia que las políticas del PP fomentan la despoblación

Manifestación a las puertas de la Diputación de León en defensa de sanidad pública./
Manifestación a las puertas de la Diputación de León en defensa de sanidad pública.

Esta formación culpa a la gestión de la Junta de la escasez de médicos

LEONOTICIASLeón

IU de León reclamó hoy la dimisión del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y denunció en un comunicado que «las políticas del PP que fomentan la despoblación de las zonas rurales dejando sin asistencia médica a multitud de pueblos en la provincia».

La formación afirma que la falta de especialistas en la bolsa de empleo de León que adujo el consejero sobre las críticas por la escasez de médicos y consultas «es la consecuencia de la cicatera política de contrataciones de la Junta y de su afán por reducir el coste del Capítulo I (Retribuciones)».

«Si no hay personal médico, es decisión política de su partido en la Junta cambiar esa situación, pero no a cualquier precio. Los especialistas de la provincia llevan tiempo denunciando las penosas condiciones laborales de los facultativos de Atención Primaria y especialmente en las zonas rurales» argumentan antes de recordar que en verano la población de los pueblos se multiplica y la falta de sustituciones de los especialistas obliga a la reducción de horarios y, como ya sucede, al cierre de consultas.

Tampoco ven justificable el cierre de camas en estos meses, ya que -subrayan- gran parte de la población de la provincia acude al Hospital de León en caso de urgencia. Izquierda Unida considera necesario intensificar el trabajo emediante la reapertura de las camas cerradas en la planta 12 del Centro Asistencial Universitario de León, ampliar el horario de funcionamiento de quirófanos y pruebas diagnósticas y contratar el personal necesario para intentar reducir las listas de espera. «

«La Consejería de Sanidad debería empezar a plantearse mejoras de este tipo en vez de continuar cerrando servicios y colaborando con centros privados, que ya han demostrado resultar más caros para las arcas públicas y de peor calidad», concluyen.

 

Fotos