Laguna de Negrillos calienta motores para la fiesta del voto de la Virgen de Nuestra Señora del Arrabal

Danzantes de Laguna de Negrillos. /
Danzantes de Laguna de Negrillos.

Tres días de fiesta y uno más en mayo llevarán la celebración al municipio, en el que no faltará música y alegría con La Jari y José Manuel Soto

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La fiesta ya está aquí. Laguna de Negrillos ya calienta motores para celebrar la fiesta del Voto de Nuestra Señora del Arrabal, una cita que comienza el viernes 26 con la eucaristía y salva solemne.

El punto musical correrá a cargo de La Jari, en un concierto que comenzará a las 23:30 horas en la explanada de la Casa de Cultura.

Un día después la clave de las fiestas serán los partidos de pelota mano a las 19 horas y el concierto de José Manuel Soto, a las 23:00.

El sábado es un día especial, ya que la imagen de la patrona duerme fuera de la ermita en una festividad donde la leyenda con la historia se entremezcla.

Ésta cuenta que un obrero el que realizando excavaciones se encontró con la imagen de la Virgen sentada sobre un trono y sostenido entre sus brazos a un niño.

Un milagro, gritó este humilde obrero junto a su compañero. No es de extrañar que el pueblo decidiese levantar un templo en su honor en el mismo lugar donde fue encontrada, al mismo al que acudían a rezar sus vecinos que prometieron celebrar una fiesta en su honor cada año si ponía fin a la fuerte sequía que azotaba esos lares.

Tales fueron las súplicas que la lluvia llegó. Por ello, hoy cada año los vecinos de esta localidad se dan cita con su patronal para renovar el voto con la Virgen de Arrabal y pedirles aguas para el campo. A cambio, rezos, bailes y música tradicional que han puesto la nota de color de una procesión en la que los lugareños de Laguna han devuelto a la imagen a su casa, donde permanecerá hasta el año que viene.

Tres días de fiesta y uno más, el 4 de mayo, en el que la Festividad de la Santa Cruz llenará el municipio de alegría con la misa en la Ermita de la Santa Cruz y la posterior bendición de campos.