La Junta pide a los agricultores leoneses que se vuelquen con la siembra de la alubia

El consejero, durante su visita este lunes a Villarrín del Páramo./Campillo
El consejero, durante su visita este lunes a Villarrín del Páramo. / Campillo

«La profesionalidad de los agricultores, el apoyo de las políticas agrarias y el desarrollo de los regadíos les ha llevado a una posición de liderazgo», ha asegurado el consejero en su visita a Villarrín del Páramo | León ya siembra 4.122 hectáreas de alubia, el 90% del cultivo en la comunidad

AGENCIASVillarrín del Páramo

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha expresado este lunes el respaldo de la Junta al cultivo de la alubia en León «por su importancia económica, social y nutricional».

Así lo ha destacado durante su visita a una explotación de alubia en la localidad leonesa de Villarrín del Páramo, donde ha puesto de manifiesto la importancia de este cultivo para esta provincia.

«La profesionalidad de los agricultores, el apoyo de las políticas agrarias y el desarrollo de los regadíos les ha llevado a una posición de liderazgo», ha afirmado el consejero.

Ha recordado, según informa Efe, que en la provincia leonesa se han sembrado este año 4.122 hectáreas de alubias, lo que supone casi el 90 por ciento de la superficie de la Comunidad autónoma y más del 60 por ciento de la nacional.

9.500 toneladas

El rendimiento medio por hectárea estimado va a ser de unos 2.300 kilogramos, lo que representará una producción final en torno a 9.500 toneladas de alubias.

Carnero ha precisado que la importancia del cultivo de la alubia en León no se limita únicamente a su potencial económico, sino que contribuye a la fijación de población en el medio rural vinculado a las instalaciones de transformación y procesado.

«Se trata de una legumbre que encaja perfectamente en la alternativa para la diversificación de cultivos, obligatoria actualmente para percibir el pago del componente verde de las ayudas directas de la PAC«, ha señalado.

Además, ha indicado que las superficies también computan dentro de lo que se denomina el requisito de respetar el 5 por ciento los terrenos de interés ecológico obligatorios para recibir ese pago verde al ser un cultivo que fija nitrógeno al suelo.

Ha insistido en que dichas consideraciones deben y serán tenidas en cuenta de cara a los nuevos requisitos de la futura PAC bajo la premisa de un mayor esfuerzo en el concepto global de la sostenibilidad ambiental y también social.

Carnero ha recordado «la apuesta constante de la Junta de Castilla y León por este cultivo« y ha precisado dicho apoyo se materializa en la negociación de la PAC, en la que «se continuará defendiendo el mantenimiento de la ayuda asociada a los cultivos proteicos en general cuyo destino es la producción animal y la puesta en valor de otros tantos cultivos ciertamente saludables».

Interesante oportunidad

También ha subrayado que la demanda de legumbres, tanto en los formatos tradicionales como en otros más novedosos tipo aperitivos o snacks, representa una «interesante oportunidad» de mercado para la Comunidad.

Por ello, ha recordado que desde el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL) se están potenciando distintas líneas de investigación en leguminosas como es el caso de los planes de mejora genética.

El objetivo, ha dicho, esa obtener nuevas variedades y recuperar las autóctonas, y la búsqueda de nuevos usos para estos productos, mediante la utilización de harina de leguminosas en la producción de alimentos de alto valor nutricional o saludables.

Carnero ha destacado que la Consejería contribuye también al desarrollo de la alubia de Castilla y León mediante varias líneas de promoción, como es el caso de la marca de garantía Tierra de Sabor que ayuda a las empresas tanto a dar a conocer como a comercializar sus productos. EFE