La Junta invierte 16 millones de euros en la conservación de la autovía 'Camino de Santiago'

Un instante de la visita realizada este martes a la autovía León-Burgos a su paso por Sahagún./
Un instante de la visita realizada este martes a la autovía León-Burgos a su paso por Sahagún.

La Autovía A-231 contará con nuevos centros de conservación y la instalación de 18 cámaras de vigilancia e información | La autovía León-Burgos soporta un tráfico de tres millones de vehículos al año y es una de las más seguras de España

LEONOTICIASSahagún

El nuevo director general de Carreteras e Infraestructuras, Jesús Félix Puerta, ha visitado este martes, en Sahagún, el Centro de Conservación de la Autovía del Camino de Santiago, A-231, así como el enlace con la carretera LE-232 con la antigua N-120 y otros tramos de esta autovía León-Burgos, que la Junta de Castilla y León realizó hace más de 20 años con el fin, no solo de conectar dos ciudades de la región (León-Burgos), sino contribuir a la vertebración territorial del norte de la Comunidad.

Transitada anualmente por más de tres millones de vehículos -700.000 son camiones- y con puntas superiores a 28.000 vehículos en días de principio y final de vacaciones en julio y agosto, esta autovía se caracteriza por ser moderna, pionera en cuanto a su integración medioambiental, con buen trazado y conservación permanente del pavimento, que cuenta con todas las medidas posibles de seguridad (sistemas de contención de vehículos, señalización y balizamiento, protección de animales…).

Además, la A-231 cuenta con un servicio de vigilancia y comunicaciones, atención de accidentes e incidentes, servicios de vialidad ordinaria e invernal, y lleva a cabo todas las operaciones para atender las emergencias y urgencias, así como los trabajos necesarios para garantizar el confort y la seguridad.

Una de las más seguras de España

Considerada como una de las autovías más seguras y con menos siniestralidad de España, desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se sigue trabajando para que esta Autovía del Camino de Santiago esté en permanente actualización y adaptación a las normas relacionadas con la seguridad vial con el objetivo de tener cero víctimas.

Desde su inauguración y puesta en funcionamiento, la Junta de Castilla y León ha llevado a cabo importantes inversiones para su conservación y mantenimiento, que en este caso se articula a través de dos contratos, uno para el tramo Léon-Carrión de los Condes, y el otro para el tramo Carrión de los Conde-Burgos.

Precisamente el pasado mes de julio la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha renovado estos contratos, siendo las empresas adjudicatarias Acciona Mantenimiento de Infraestructuras, para el primer tramo, por un importe de 8.285.918,40 euros para el primer tramo, a la empresa Tecnología de Firmes para el segundo tramo por un importe de 7.700.095,53 euros. La duración de sendos contratos es de 48 meses.

Dos nuevos centros de conservación

La ejecución de sendos contratos adjudicados recientemente incluye como novedad, además de todas las operaciones de conservación y mantenimiento de la vialidad ordinaria e invernal, la realización de dos modernos centros de conservación, uno en Bercianos del Real Camino (León) y otro en Sasamón (Burgos), de fácil acceso desde la autovía en los dos sentidos, y en los que se construirá un edificio para oficinas y servicios de personal, una nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas y un conjunto formado por almacén de fundentes y los servicios generales del centro además de la urbanización de las parcelas donde se ubicarán.

También se dotará un sistema de vigilancia mediante la instalación de 18 cámaras a lo largo de todo el recorrido, que permitirán conocer en tiempo real las incidencias y situación de la autovía, todo ello para mejorar, si cabe, aún más la seguridad vial