La Junta de Castilla y León informa a Bruselas de las próximas medidas de control del lobo

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, interviene en la conferencia sobre la Vía Atlántica en el Parlamento Europeo./Garrigos
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, interviene en la conferencia sobre la Vía Atlántica en el Parlamento Europeo. / Garrigos

El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones lamentó que los ataques del lobo al ganado «se han incrementado en los últimos meses»

ICALBruselas

El consejero de Medio Ambiente y Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se reunió este martes en la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea para informar sobre las próximas medidas que va a tomar la Junta de Castilla y León ante la problemática del lobo al sur del Duero.

El consejero lamentó que los ataques del lobo al ganado «se han incrementado en los últimos meses, sobre todo en Ávila y Segovia» y, por ello, el gobierno regional considera que es momento de actuar. Así, tras los encuentros de la Junta en la pasada primavera con Francia (que tiene una problemática similar) Suárez-Quiñones informó que también aplicará «actividades de control» como lo ha hecho el país vecino. Una de las medidas que se estudia es que aquellos ganaderos que tengan licencia de caza, puedan disparar al lobo, como una medida de autodefensa, en caso de que el animal intente atacar al ganado.

Suárez-Quiñones recordó que «el control» del lobo está permitido según la normativa europea. «El lobo al sur del Duero no se puede eliminar, es una especie estrictamente protegida, no se puede cazar. Solo se puede hacer excepcionalmente actividades de control cuando haya daños significativos como es lo que ocurre en Castilla y León», justificó el titular de Medio Ambiente.

Asimismo, Suárez-Quiñones también participó en un acto sobre la vía atlántica en el Parlamento Europeo. Durante su intervención, el consejero defendió la expansion del Corredor Atlántico en Castilla y León para poder conectar los puertos de la fachada atlántica y la cornisa cantábrica. «Los puertos de la facha atlántica no son solo los de Francia, tambien son el Puerto de Gijón, de Avilés, Coruña y Vigo, que deben conectar necesariamente con Castilla y León», explicó Suárez-Quiñones.

En este sentido, también se mostró muy satisfecho porque el corredor atlántico, a través del programa Conectar Europa de la Comisión Europea, fuera incluido el pasado junio «a los mecanismos de financiación» disponibles para el ferrocarril.

Bruselas propuso a principios de junio una ampliación de varios tramos del Corredor Atlántico. Concretamente, con la nueva ampliación se trata de cubrir los principales puertos españoles, que hasta ahora no estaban incluidos, entre ellos Huelva, Gijón y A Coruña, asegurando una mejor conexión entre Galicia y Asturias. Así, las nuevas ampliaciones incluirán los ejes Gijón, León y Valladolid; así como A Coruña, Vigo, Orense y León. Según la Comisión Europea las líneas que afectan a León y Valladolid ya están aceptadas por el Ejecutivo para que pueda pasar la nueva ampliación por Castilla y León y como eje central del Corredor Atlántico. El Ejecutivo confía en que con el nuevo presupuesto y la nueva ampliación se pueda llegar al objetivo de que el Corredor Atlántico pueda estar operativo en 2031.

Contenido Patrocinado

Fotos