Guillermo García reitera su «impulso» al movimiento cooperativo en su visita a la Sociedad Cooperativa Vega Esla

Guillermo García reitera su «impulso» al movimiento cooperativo en su visita a la Sociedad Cooperativa Vega Esla

Esta cooperativa, nacida en Toral de los Guzmanes, representa en la actualidad la principal estructura asociativa de ganaderos en torno al ganado vacuno de leche en una de las principales zonas de producción a nivel nacional como es la vega leonesa del río Esla

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El delegado territorial de la Junta, Guillermo García –acompañado por el jefe del servicio territorial de Agricultura y Ganadería, Fidentino Reyero- ha visitado esta mañana en Toral de los Guzmanes las instalaciones de la Sociedad Cooperativa Vega Esla, una de las mayores cooperativas de la provincia leonesa, con un núcleo de producción lechera que cuenta en la actualidad con 60 ganaderías asociadas, fundamentalmente de vacuno, y mayoritariamente concentradas en una estrecha franja de 20 km de longitud a orillas del Esla, que reúne algo más del 3% de la producción de leche de vacuno en Castilla y León, con un censo próximo al 20% de la cabaña de vacuno lechero de la provincia.

En la visita ha estado presente el gerente de la cooperativa, Rodrigo Martín Caballero, quien ha guiado a los presentes por las instalaciones. La Sociedad Cooperativa Vega Esla nace en Toral de los Guzmanes en el año 1986 como Sociedad Agraria de Transformación (SAT), por iniciativa de 73 ganaderos de vacuno del entorno cercano, con el fin primordial de comercializar de forma conjunta su producción láctea para ganar capacidad de negociación en sus relaciones con las industrias transformadoras.

Los principales objetivos de la cooperativa en la actualidad es la consolidación de los proyectos industriales, especialmente la fábrica de piensos, como importante propuesta de valor a los socios, así como la transformación de lácteos, hasta ahora representada en marcas de queso como Valderrodil, La Paisana del Esla y BuenGuzmán, todas ellas ya galardonadas con premios internacionales.

A su vez, el fortalecimiento del aspecto social, con especial foco en la integración de la mujer en actividades cooperativizadas y en la diversificación de servicios e iniciativas que aporten valor al socio, con el objetivo de fijar población y mejorar la calidad de vida en su entorno rural.

La Junta de Castilla y León apuesta por potenciar las cooperativas agroalimentarias, ya que representan un sector de actividad económica de especial interés para el tejido empresarial de la Comunidad Autónoma, en particular para sus zonas rurales. De ahí la necesidad de potenciarlas como canal de participación de los productores agrarios en los procesos de producción, comercialización y transformación.

De este modo, la Junta muestra su apoyo decidido al cooperativismo por la importancia que tiene en la Comunidad este tipo de agrupaciones. Castilla y León cuenta con 1.120 cooperativas agroalimentarias de explotación comunitaria de la tierra, que en su conjunto facturan unos 2.450 millones de euros y agrupan a 77.000 socios, dando empleo a más de 3.900 trabajadores.