Una gran retroexcavadora comienza la limpieza del argayo del desfiladero de los Beyos

Imagen de la retroexcavadora que trabaja en las labores de limpieza del argayo. / leonoticias

Los técnicos se centran en el derrumbe del saliente que resultó del argayo y en una segunda fase procederán a la limpieza del vial | Las previsiones apuntan a la reapertura del vial a lo largo del fin de semana

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Se preveía complicado, tanto que se llegó a hablar de días e incluso de semanas para que se recuperar la conexión de la N-625. Sin embargo, la reapertura del desfiladero de los Beyos podría ser cuestión de horas.

Este viernes han arrancado las labores de limpieza del argayo que desde las 13:30 horas del pasado martes mantiene bloqueada la conexión entre León y Asturias.

Unas labores que, tras la negativa de dos empresas de maquinaria, ha asumido una compañía cántabra que ha trasladado a la zona un gran retroexcavadora.

Primeramente, las labores se centran en el derrumbe del saliente resultante del argayo y que se preveía peligroso. Una vez finalizado, los operarios iniciarán a retirar las toneladas de piedras que bloquean la carretera, según ha confirmado el alcalde de Sajambre, Antonio Mendoza.

Para ello, días atrás se procedió a limpiar una explanada próxima a la localidad de Oseja de Sajambre donde se depositarán inicialmente los restos del argayo. Trabajo que, según expertos, avanzan a buen ritmo.

De ahí que algunos incluso lleguen a apuntar a este sábado como fecha para reapertura del desfiladero. Aunque la prudencia marca esta previsión. El motivo, la inestabilidad del terreno que impide fijar una fecha concreta para la finalización de las labores de limpieza.

No obstante y en caso de que no se registren nuevos desprendimientos, la previsión apunta a que la próxima semana se recuperará esta conexión con Asturias a través del municipio de Oseja de Sajambre.

 

Fotos