El intenso trabajo durante la noche logra controlar el virulento fuego en Villapadierna

Imagen del lugar del incendio.

El fuego, que llegó a ser declararado de 'nivel 1' avanzó con extraordinaria virulencia en la zona alentado por la vegetación | La Junta confirma que el fuego fue intencionado | Un centenar de efectivos, con apoyo de brigadistas llegados de Palencia, consiguieron de madrugada controlar el avance de las llamas

LEONOTICIASLeón

El intenso trabajo realizado por los equipos de extinción durante la noche de este viernes ha permitido controlar las llamas del fuego declarado a primera hora de la tarde del jueves en la localidad de Villapadierna, perteneciente al término municipal de Cubillas de Rueda.

Un centenar de efectivos, con el apoyo de maquinaria terrestre, se ha empleado durante las últimas horas para conseguir que finalmente se pudiera poner fin al avance del fuego, que por momentos amenazó un pienar de 3.000 hectáreas próximo. «Si ocurre eso, podría haber sido una catástrofe», han asegurado los vecinos de la zona a leonoticias.

Ahora los trabajos se centran en el control del perímetro y en refrescar la zona para evitar que el fuego se pueda reavivar, máxime en una jornada en la que está previsto un elevado incremento de las temperaturas.

Así comenzó: intencionado, con varios focos

Un gran incendio declarado a primera hora de la tarde de este jueves en la localidad leonesa de Villapadierna, en el término municipal de Cubillas de Rueda, se declaró pasadas las cinco de la tarde y fue intencionado.

Hasta la zona, que presentaba hasta tres focos según los vecinos, se desplazaron tres helicópteros -una cuarta aeronave de coordinación- así como brigadistas de Brif Tabuyo, reforzadas por efectivos llegados desde Palencia.

Testigos presenciales aseguraron a leonoticias que el fuego ha avanzado con una extraordinaria virulencia y que será «complicado el controlar» del mismo por las rachas de viento que se han dejado sentir en ese área.

El incendio avanzaba, por el momento «fuera de control» y lo hacía con una «virulencia extrema» según los testigos si bien, según informa desde la Junta de Castilla y León, siempre se confió en que se controlara a lo largo de la madrugada.

Concretamente el incendio se declaró 17.40 horas en la localidad leonesa de Cubillas de Rueda, perteneciente al término municipal de Villapadierna.

En la zona actuaron tres helicópteros de la Junta de Castilla y León, dos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Ganadería, un avión de coordinación y otro más de la Junta perteneciente a la provincia de Palencia.

Asimismo, trabajaron en las labores de extinción seis cuadrillas aerotransportadas, cuatro de ellas de la Junta y dos del Ministerio, dos cuadrillas de tierra, cuatro autobombas, dos bulldozer, siete agentes medioambientales, dos técnicos y un puesto de mando.

Vista aérea de la zona afectada por el incendio.
Vista aérea de la zona afectada por el incendio. / Brif_Tabuyo