El alcalde de La Robla recuerda que «asumir el centro de FP sería la ruina» para el Ayuntamiento

Imagen de una de las aulas del centro./
Imagen de una de las aulas del centro.

Insiste en que no tiene la capacidad económica para solucionarlo, «máxime cuando estamos abocados al cierre de la central térmica, lo que va a suponer una merma del 25% de los ingresos del Ayuntamiento»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El alcalde de La Robla, Santiago Dorado, ha recordado que los ayuntamientos «no tienen las competencias en materia de educación sino que corresponden a la Junta de Castilla y León, ante el debate abierto sobre el futuro de la escuela de FP Virgen del Buen Suceso».

Santiago Dorado expuso el hecho de que las instalaciones del colegio en La Robla, tienen una superficie edificada de 12.000 m2, la misma cantidad que todas las dependencias municipales juntas, cuyo coste de mantenimiento pondría en riesgo la prestación de otros servicios que si son competencia municipal. «Asumir esto sería la ruina para el Ayuntamiento y la ruina para la escuela», apostilló.

Más información

El regidor roblano abogó por el mantenimiento del centro y se mostró dispuesto a colaborar en todo lo que esté a su alcance, pues la escuela, además de ser un referente educativo imprescindible para la provincia de León, alberga la única mina escuela de la comarca y sus instalaciones forman parte del patrimonio histórico minero de la provincia y cuentan con un conjunto mural de primer orden del pintor Vela Zanetti.

Dorado pidió al Ejecutivo autonómico que «sea sensible a la reclamación de una comunidad educativa de más de 150 miembros y de una comarca que pide que asuma su responsabilidad y busque una solución para la escuela de una vez por todas». Defendió que una de las mejores maneras de luchar contra la despoblación es mantener una oferta educativa de calidad como la que representa este centro de formación profesional, «y de manera muy especial en comarcas tan vinculadas al sector minero y en pleno proceso de reactivación como es ésta».

Respecto a la propuesta de que sea el Ayuntamiento el que se haga cargo de la escuela, el alcalde respondió que, le encantaría tener la solución a este problema y al más importante en este momento, la cuantiosa deuda de la Fundación HVL por la que se ha declarado el preconcurso, pero el Consistorio roblano no tiene las competencias ni la capacidad económica para solucionarlos, máxime cuando «estamos abocados al cierre de la central térmica, lo que va a suponer una merma del 25% de los ingresos del Ayuntamiento».

 

Fotos