30 años celebrando con tomate

Mansilla de las Mulas celebra este domingo su tradicional Feria del Tomate con una producción de 60 toneladas de este fruto

Tomate de Mansilla de las Mulas. / Sandra Santos
SANDRA SANTOSMansilla de las Mulas

Con pimientos, con cebolla, con aceitunas, como guarnición, con un poquito de sal o simplemente solo. El tomate de Mansilla de las Mulas es característico por su sabor, por su color y por su feria. Quién lo prueba, se acuerda y repite año tras año. Y con este, van 30. La Feria del Tomate de Mansilla de las Mulas cumple tres décadas y este domingo ha desafiado a la lluvia poniendo en venta 10.000 kilos del producto más emblemático de la zona.

Una inaguración que ha contado con la presencia del alcalde de Mansilla de las Mulas, Miguel Ángel Gago, la diputada de Desarrollo Rural, María Avelina Vidal, el presidente del PP de León, Juan Martínez Majo o Miguel Ángel González, secretario provincial de los populares, entre otras autoridades, y ha consistido en la visita de los puestos de venta de tomate para después desplazarse hasta la Casa de Cultura dónde se celebró el tradicional concurso para escoger el Tomate de Oro y Plata de este año 2019.

Cientos de leoneses y visitantes no han faltado a una cita, marcada en rojo, como el tomate de Mansilla, en el calendario de la provincia. Con una producción cercana a los 60.000 kilos, el rey de la huerta ha vivido una temporada en la que los cambios clímáticos han retrasado su maduración pero a cambio le han otorgado un sabor más dulce y de una mayor calidad.

«Este año no hay mucha variación respecto al año pasado, quizá algún tomate más porque se ha aumentado la producción y han incrementado los invernaderos», explicó el el secretario de la Promotora de la IGP del Tomate de Mansilla de las Mulas, Álvaro Miguélez.

Sin embargo, para Miguélez «sí se nota variación en dos cosas primordiales», de manera que, según señaló, por un lado «se está retrasando la salida del tomate, que está madurando con dificultad, ya que al depender de la climatología y tras dos semanas de bajada excesiva de las temperaturas está saliendo con irregularidad», mientras que por otra parte «el tomate que está saliendo tiene mucha calidad y es más dulce que años anteriores».

Difícil de describir con palabras pero fácil de disfrutar con el paladar, el tomate de Mansilla de las Mulas se ha agolpado en las calles de la localidad a la espera de ser emplatado y disfrutado. Un placer para los cinco sentidos.