La Federación de Caza subraya que «la actividad cinegética se mantiene en la Comunidad»

Imagen de una cartuchera./
Imagen de una cartuchera.

Considera «absolutamente necesaria» la publicación «urgente» de «una nueva norma perfectamente fundamentada

LEONOTICIASLeón

La Federación de Caza de Castilla y León emitió este jueves un comunicado en el que recalca que «en tanto se confirme o no la eficacia del auto de la sala del TSJ de Castilla y León», por el que se suspende cautelarmente el Decreto 10/2018 que regula las especies cinegéticas, «la actividad cinegética se mantiene en la región».

Así lo apuntan tras las «reuniones de urgencia» mantenidas con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y representantes políticos en las Cortes Regionales. En ese sentido, consideran «absolutamente necesaria» la publicación «urgente» de «una nueva norma perfectamente fundamentada y de alto rango que blinde las especies cinegéticas en Castilla y León, para que existan garantías de que la caza se va a poder seguir desarrollando con normalidad en un futuro próximo».

En ese sentido, destacan la «firme voluntad» del Ejecutivo de dictar las normas necesarias que garanticen la caza, que consideran «un bien fundamental estratégico para los intereses de Castilla y León».

Federación de Castilla y León

«La Federación de Caza de Castilla y León tiene la firme convicción de que el resto de grupos políticos de la Cámara apoyarán las iniciativas que se adopten en defensa de la práctica cinegética, tal y como hicieron en la reciente proposición no de ley de apoyo a la caza aprobada, prácticamente por unanimidad, en las Cortes», añaden.

En un comunicado recogido por Ical, denuncian que la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ de Castilla y León con sede en Valladolid «lleva muchos años golpeando de forma sistemática los intereses de cazadores, agricultores y ganaderos de Castilla y León en relación a la caza» y califican la situación como «algo inédito en España». Además, aseguran que «este tipo de interpretaciones judiciales de la norma bordean la prevaricación».

Tras defender la actuación de la Junta y denunciar los «inconsistentes» motivos del auto de suspensión, reiteran que «dicho auto se acompaña del voto particular del que hubiera sido su magistrado ponente, sustituido por su oposición al criterio mayoritario del Tribunal».

Organizaciones agrarias

«No conviene dejar de recordar el desprecio a las gravísimas consecuencias que en términos económicos, sociales o de seguridad hacia las personas y sus bienes tienen estas decisiones, que ya son bien conocidas por la opinión pública tras las reiteradas llamadas al sentido común que se han hecho en varias ocasiones desde esta Federación y las organizaciones agrarias», añaden, para concluir asegurando que «los intereses conservacionistas que todos defendemos son muy legítimos, pero otros que afectan a las personas y sus bienes también lo son y no podemos permitir que el fanatismo que se ha instalado en un sector minoritario de la sociedad imponga su ideología a través de las instituciones».