Fallece el niño que cayó en Covadonga

Zona por la que se cayó el niño en el Real Sitio de Covadonga. / XUAN CUETO
Zona por la que se cayó el niño en el Real Sitio de Covadonga. / XUAN CUETO

El menor permanecía ingresado en estado grave en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias desde la tarde de este lunes

LUCÍA RAMOSCOVADONGA.

El niño zaragozano de 3 años que permanecía ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en estado grave, tras caer desde una altura de más de cuatro metros en el Santuario de Covadonga, ha fallecido el mediodía de este martes, según han confirmado fuentes sanitarias a este periódico.

El incidente tuvo lugar pasadas las 19.00 horas, cuando, por causas que se desconocen, el menor se precipitó desde la Santa Cueva y tuvo que ser atendido por la UVI móvil de Arriondas y la ambulancia de Covadonga hasta ser trasladado en helicóptero al HUCA con un severo traumatismo craneoencefálico, tras ser atendido y estabilizado por el personal sanitario que en un primer momento se desplazó hasta el lugar. Se encuentra ingresado en la UCI pediátrica del complejo hospitalario ovetense.

El accidente tuvo lugar cuando el niño, quien se encontraba en el Real Sitio junto a sus padres y su hermana, se subió al muro de una de las almenas ubicadas a la entrada de la Santa Cueva, cayendo hacia unas escaleras que discurren por debajo y que conectan el Gran Hotel Pelayo con la Casa de Ejercicios. Según indicaron a este diario diversos testigos del suceso, la familia, procedente de Madrid, pretendía hacerse una fotografía con la basílica de fondo, algo habitual entre quienes visitan el Santuario.

En un primer momento, el pequeño fue atendido por unos enfermeros que se encontraban en la zona de turismo. «Fue un poco extraño, pues no se le veía ninguna herida», relató una persona que presenció los momentos inmediatamente posteriores a la caída. «El pequeño estaba boca abajo sobre los escalones, inconsciente, pero tenía pulso y respiraba», agregó otro testigo.

La llamada al Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias para dar aviso de lo ocurrido se efectuó apenas unos minutos antes de las seis y media, mientras el niño estaba siendo atendido por los citados enfermeros y por el personal sanitario de la ambulancia que habitualmente se encuentra en Covadonga. A los pocos minutos llegó hasta el lugar la UVI móvil de Arriondas, cuyos profesionales trabajaron durante un largo rato para estabilizar al herido.

Mientras en el Real Sitio se practicaban los primeros auxilios al niño, que en pocos días cumplirá cuatro años, desde el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) se solicitó la presencia del helicóptero medicalizado del Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). La aeronave aterrizó pasadas las siete y media en el aparcamiento de Les Llanes, hasta donde la UVI Móvil había trasladado al pequeño, quien fue evacuado hasta el HUCA con pronóstico grave.

En el momento del accidente había un gran número de turistas visitando el Santuario y hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local de Cangas de Onís que se encargaron, por un lado, de regular el tráfico para facilitar el paso de la ambulancia, y por otro de preparar el aterrizaje del helicóptero.