El espectacular rescate de un montañero que cayó por una grieta en Picos de Europa

Grieta en la que se cayó el montañero herido. /Bomberos del SEPA
Grieta en la que se cayó el montañero herido. / Bomberos del SEPA

Unos senderistas oyeron al hombre, un holandés de 64 años, pedir auxilio. Fue trasladado al hospital de Arriondas con una contusión en la espalda

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Complejo auxilio en pleno corazón de los Picos de Europa. Efectivos del Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) han evacuado este domingo en su helicóptero medicalizado a un montañero que había caído por una grieta entre el Urriellu y Cambureru, en la vertiente cabraliega del Parque Nacional.

El hombre, un holandés de 64 años que presentaba una contusión en la espalda, fue trasladado hasta el hospital de Arriondas tras ser atendido en el lugar del accidente por el médico -rescatador.

Fue a las 10.04 horas cuando el Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió una llamada en la que unos senderistas explicaron que iban caminando y oían a alguien pedir ayuda en la canal que sube de Bulnes al Urriellu.

Los alertantes señalaron que no veían a la persona que pedía ayuda y que creían que podía estar en una cueva por cómo se escuchaba su voz. De forma inmediata se movilizó al equipo de rescate de Bomberos del SEPA, a bordo de la aeronave medicalizada.

Una vez en la zona del suceso, los efectivos comenzaron a rastrear el terrento tanto por tierra como desde el aire para tratar de dar con el afectado. Apenas media hora después de su llegar, uno de los bomberos-rescatadores que iban a bordo del helicóptero logró ver desde el aire unas señales de luz que parecían hechas con una linterna. Se trataba del herido, quien había caído por una grieta del terreno y se encontraba a unos ochocientos metros de distancia del punto donde los alertantes escucharon su petición de auxilio.

Acceso al herido

La entrada del lugar, similar a una chimenea con una apertura muy angosta y una pared vertical, dificultó notablemente el acceso de los bomberos. Fue necesaria una compleja operación de rescate en la que se llevaron a cabo cuatro ciclos de grúa durante los cuales se desplegaron cerca de cincuenta metros de cable cada vez.

En primer lugar accedió hasta el herido un bombero-rescatado y a continuación lo hizo el médico-rescatador, quien procedió a atender al accidentado y suministrarle analgésico para el dolor. Acto seguido, los profesionales procedieron a inmovilizar al varón mediante la colocación del ferno-ked –tablero espinal corto– y, una vez estabilizado, se llevó a cabo la evacuación. Para ello el hombre fue izado, junto al médico, mediante el triángulo de rescate.

El grupo de Bomberos del SEPAtrasladó al montañero hasta el hospital de Arriondas y regresó a base, dando por finalizada la intervención a las 14.07 horas. La sala del 112 del SEPA informó del suceso a la Guardia Civil, al SAMU y a los 112 de Castilla y León y Cantabria.