Los embalses leoneses tienen 663 hectómetros cúbicos de agua más que hace exactamente un año

Embalse de Riaño./
Embalse de Riaño.

El cambio más radical se ha dado en Barrios de Luna, que ha pasado de estar al 8,7% de su capacidad a estar al 69%

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Cambio radical en tan solo un año en el panorama de los embalses de la provincia de León. El agua embalsada de la Cuenca Hidrográfica del Duero ubicada en León ha crecido ostensiblemente respecto al mes de agosto del año pasado, cuando una galopante sequía preocupaba a toda la provincia.

El agua embalsada en los cuatro pantanos (Barrios de Luna, Riaño, Porma y Villameca) ha pasado de ser de 250,8 hectómetros cúbicos a más de 914, lo que supone una diferencia de 663,9 hectómetros cúbicos.

El cambio más radical se ha producido en Barrios de Luna. Hace tan solo un año, este embalse tenía 26,9 hectómetros cúbicos de agua por los 212,7 que posee ahora. Es decir, ha pasado de estar al 8,7% de su capacidad al 69%.

En Riaño y en el Porma, el cambio también ha sido notable. En Riaño, han pasado de estar al 22,6% de su capacidad a llegar al 73,7% (de 147,2 hectómetros cúbicos a 479,9) mientras que en el Porma han ganado más de un 43% de capacidad (de 71,8 hectómetros cúbicos a 209).

En Villameca, hace un año poseían 4,9 hectómetros cúbicos de agua almacenada y ahora disponen de más de 13.

Contenido Patrocinado

Fotos