Educación invertirá en verano 1,1 millones de euros en obras de reforma y mejora de 21 colegios de la provincia

IES Ramiro II de La Robla./Gráfico
IES Ramiro II de La Robla.

León se lleva el 15,7 por ciento de la inversión total para la comunidad - 7,1 millones - y destacan las actuaciones que se realizarán en los institutos de La Robla y Villablino

R. TRAVESÍValladolid

La Consejería de Educación destinará este verano 7,1 millones de euros a obras y reformas en 165 colegios e institutos públicos de Castilla y León. A esta cantidad, se sumará, al igual que en años anteriores, otra partida que aportará mediante los convenios firmados con las diputaciones provinciales para subvencionar a los ayuntamientos la realización de obras de reforma, conservación y mantenimiento en centros de Educación Infantil y Primaria de los que son titulares.

También, suele haber dinero de remanentes para atender posibles emergencias y contingencias sobrevenidas antes de que acabe el año y alguna línea de ahorro energético cofinanciadas a través de fondos Feder.

De todo este montante, la provincia de León recibirá 1,1 millones de euros, algo más del 15% de la inversión total para la comunidad. Con esta cantidad, se realizarán 21 obras en los colegios de la provincia, siendo las más destacadas la sustitución de cubiertas de amianto y patios en los institutos de La Robla y Villablino, con 160.000 euros en cada una de estas actuaciones.

Estas obras, que se llevarán a cabo durante los meses de verano, aprovechando las vacaciones de los alumnos, para no entorpecer el ritmo diario del curso escolar, consisten en intervenciones para afrontar las necesidades de escolarización de cara al próximo curso, tras alcanzar un consenso con las áreas técnicas de construcciones de las direcciones provinciales de Educación. De esta manera, se priorizarán los trabajos «de mayor urgencia y necesidad», según el documento de la Consejería al que ha tenido acceso la Agencia Ical.

En la línea de los últimos ejercicios, la Junta hará un especial hincapié en las mejoras relacionadas con la seguridad y accesibilidad de los centros educativos –en algunos casos, para adaptarse a la normativa- además de acometer reformas y obras tendentes al ahorro energético. No en vano, las medidas relacionadas con la envolvente, las fachadas, las cubiertas, la renovación de ventanas, la sustitución de lucernarios así como el cambio de instalaciones de calefacción y calderas suman cerca de medio centenar de actuaciones y una partida de 2,2 millones de euros.

Datos autonómicos

Las obras que se van a ejecutar este verano se reparten entre las 81 previstas para la etapa de Primaria, con tres millones de euros, y las 83 que beneficiarán a Secundaria, con cuatro millones de euros. También, se reservan 48.000 euros para una actuación en Compensatoria.

La provincia de Valladolid será la que reciba más dinero, con 1,3 millones de euros, lo que supone un 18,6 por ciento del total; seguida de León (1,1 millones y un 15,7 por ciento), Burgos (1 millón y un 14,1 por ciento), Salamanca (889.577 euros y un 12,6 por ciento), Palencia (690.551 euros y un 9,6 por ciento) y Ávila (601.929 euros y un 8,4 por ciento). Las que recibirán menos dinero son Segovia (599.149 euros y un 8,4 por ciento), Zamora (550.347 euros y un 7,7 por ciento) y Soria (330.389 euros y un 4,6 por ciento).

Eficiencia energética

La Junta inició en 2018 el Plan de Rehabilitación Energética Integral de edificios docentes de titularidad de la administración autonómica. Dentro de este plan, la Consejería de Educación recogía dos líneas, ambas destinadas a mejorar la eficiencia y el ahorro energético en edificios y servicios públicos.

En ese sentido, se reservan partidas importantes para la sustitución de calderas de gasoil antiguas por calderas de biomasa, con mayor eficiencia energética y una reducción considerable de emisiones de CO2.

El plan también contempla actuaciones integrales en edificios, como la reforma de las salas de calderas, y la sustitución de calderas de gasoil por otras de gas. También, están previstas otras actuaciones en cubiertas, fachadas y ventanas para mejorar el aislamiento térmico de los inmuebles y así reducir el gasto en energía.