Ecologistas en Acción pide el fin de la media veda por el retraso de la época de cría de la codorniz y la tórtola

Un cazador, durante la media veda./Leal
Un cazador, durante la media veda. / Leal

La organización verde critica que muchos pollos «no han llegado a término» por la caza de adultos y culpa directamente a la Junta

ICAL

Ecologistas en Acción pidió este martes a la Junta de Castilla y León el fin de la media veda que arrancó el 15 de agosto y «se tome en serio las resoluciones judiciales para acabar con una práctica cinegética totalmente obsoleta». A su juicio, el retraso de la época de cría de la codorniz y la tórtola ha motivado que muchos pollos «no hayan llegado a término» por la caza de adultos, tanto aquellos a los que se han observado con huevos en su interior como los ya nacidos que mueren sin su progenitor al lado.

La caza de la codorniz en la Comunidad comenzó, como todos los años, el 15 de agosto, «haga frío, llueva o haga calor, sin considerar la variación fenológica, migratoria y de reproducción derivada de la variación meteorológica interanual, en especial en este año 2018, que como reconoce la propia Junta, ha tenido como consecuencia el retraso de tres semanas en la cosecha del cereal».

Una vez conocidos los resultados de las primeras jornadas de caza de la media veda, los datos son «pésimos y preocupantes», según informó la organización en un comunicado, para la tórtola común y especialmente la codorniz. Las quejas de los propios cazadores sobre la menor presencia de estas aves, denunció Ecologistas en Acción, «ya hace pensar en que sus poblaciones son escasas y que incluso en años favorables para su cría sus poblaciones no superan la crisis demográfica que soportan».

Al descenso poblacional «documentado» durante los últimos años y al que «se hace caso omiso» por parte de la Junta, este año se añade que la climatología en primavera y en el principio del verano ha sido «desfavorable» para que estas especies críen con normalidad, «habiéndose retrasado las puestas más de lo que venía siendo normal». La asociación recordó que la propia Federación de Caza regional valoró el primer día hábil sobre la codorniz y dijo que «se ven muchos pollos».

«La mala decisión de apertura de la codorniz el 15 de agosto ha sido tomada por la Junta, con la aceptación de los cazadores, demostrando con ello que ignoran o desprecian los ciclos naturales y reproductivos de las aves, contraviniendo todo principio de gestión sostenible y técnica de las poblaciones silvestre cinegéticas y, por supuesto, unos presuntos principios de ética deportiva que dicen existen en la caza», denunciaron.

Ecologistas en acción consideró que la media veda «no tiene ningún sentido» desde el punto de vista de la conservación de las especies y lamentó que la Junta siga amparándose en decretos para «seguir permitiendo esta práctica cinegética fuera de toda lógica». También recordó que los tribunales han declarado «ilegal» la caza de la codorniz por cuanto «se realiza dentro de su periodo reproductivo», vulnerando lo establecido en la Ley de Patrimonio Natural y en la Directiva Aves. «El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suaréz-Quiñones, en vez de acatar la sentencia y adaptar la normativa, la recurre y aprueba una nueva en los mismos términos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos