Diputación y Consejo Comarcal de El Bierzo aportan 112.500 euros para apoyar el Banco de Tierras

Imagen del momento de la firma.

La institución provincial aportará el 80% para el banco de tierras que desde su creación en 2013 ha adjudicado un total de 1.579 parcelas

I. SANTOS
I. SANTOSLeón

La Diputación sigue de la mano del Consejo Comarcal de El Bierzo con un apoyo de 90.000 euros para continuar incentivando el trabajo y el buen funcionamiento del Banco de Tierras que contará este año con un presupuesto de 112.500 euros. De esta forma, la Institucional provincial aportará el 80% de esta ayuda y el 20% corresponderá al Consejo Comarcal.

El trabajo del Banco está incrementando y desde su creación en 2013 se han adjudicado un total de 1.579 parcelas de las 2.600 disponibles en el banco. En la mayoría de los casos Gerardo Álvarez Courel, presidente del Consejo Comarcal, recordó que se tratan de «recuperaciones de viñedos» y que han llegado a las 125 hectáreas totales en este cultivo.

El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo destacó la importancia de esta iniciativa pionera en su puesta en marcha y que ha evolucionado ayudando a muchos pequeños agricultores bercianos a conocer y poder acceder a estos terrenos.

Convenios con empresas, talleres, campañas de fomento de cultivos o ferias para promocionar los productos agroalimentarios de El Bierzo son algunas de las acciones complementarias con las que desde el Consejo Comarcal apoyan al Banco de Tierras.

Gerardo Álvarez Courel, presidente del Consejo Comarcal, se refirió al Banco de Tierras como la joya de la corona y reclamó la colaboración de otras instituciones como la Junta de Castilla y León, ya que los colores políticos deben quedar a un lado cuando se trata de trabajar por la provincia. Courel ha recordado que el sistema tuvo sus reticencias al principio, porque en un sistema de «monocultivo y minifundio» como sucede en la comarca berciana «resulta muy difícil confiar en ceder parcelas para su aprovechamiento».

Principales usos

Los principales usos se centran en los viñedos, con 693 parcelas de las que 162 se han adjudicado el pasado año y horticultura, con 351, seguidos por usos forrajeros con 251 parcelas, frutales, con 133 castaños con 86 o apicultura, con 67 entre otros.

Se ha atendido a un total de más de 1.500 personas, a las que se les ha proporcionado información o se les ha realizado alguna gestión. Además, se han atendido más de 800 demandas de personas que necesitan fincas o quieren iniciar una actividad en el sector primario, y alrededor de 700 propietarios han puesto a disposición del Banco de Tierras sus fincas, y se ha dado solución jurídica a problemas relacionados con la propiedad a aproximadamente 200 personas.