Los cortes de tráfico debido a las obras regresan al Pontón este martes

Un vehículo pasa por el carril abierto de la carretera del Pontón mientras las máquinas trabajan unos metros más abajo. / XUAN CUETO
Un vehículo pasa por el carril abierto de la carretera del Pontón mientras las máquinas trabajan unos metros más abajo. / XUAN CUETO

Con la intención de facilitar el transporte escolar, se permitirá el paso de vehículos de 8.15 a 8.30 horas y de 13.30 a 15 todos los días

L. RAMOSCAMPORRIONDI (AMIEVA).

Tras casi dos meses de tregua, los cortes totales de tráfico regresarán a la carretera nacional 625, conocida como carretera del Pontón, a partir del próximo martes. Tal y como en su día indicaron desde la Delegación del Gobierno en Asturias, los trabajos que se están llevando a cabo para reparar el hundimiento que sufrió la vía a la altura de Camporriondi (Amieva), obligarán a partir de ahora a volver a prohibir el paso de vehículos por ambos carriles, si bien durante las semanas centrales del verano se habilitó el paso por uno de ellos para no perjudicar a vecinos y turistas.

Así, según apuntaban ayer mismo desde el Ministerio de Fomento, siguen adelante las obras de reparación de los deslizamientos que produjeron las lluvias torrenciales de enero en esta vía que une Asturias y León y que afectaron a varios muros de sostenimiento de la calzada. Concretamente, la actuación afecta al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 140,330 y 140,450 y, «una vez terminada la segunda fase de ejecución de los voladizos de hormigón armado previstos, se procederá a iniciar una nueva fase consistente en la estabilización de la ladera».

Durante esta fase, explicaron desde el Ejecutivo central, «será necesario realizar cortes totales diurnos durante la jornada laboral, de ocho y cuarto de la mañana hasta las ocho de la tarde, de lunes a viernes». Las afecciones al tráfico, agregaron, comenzarán el próximo martes, 10 de septiembre, y su duración estimada abarcará hasta el próximo día 30 del presente mes.

Eso sí, tras las protestas llevadas a cabo hace unos meses por vecinos y hosteleros y con la intención de «minimizar las afecciones y facilitar el transporte público en general y el escolar en particular», en esta nueva fase de cortes totales se van a incluir una serie de novedades. Así, «de lunes a viernes se permitirá el paso de vehículos en las franjas horarias comprendidas entre las ocho y cuarto y las ocho y media de la mañana y la una y media y las tres y media de la tarde». En esta última franja horaria, advirtieron desde Fomento, podrán producirse cortes puntuales de una duración máxima de diez minutos.

Fuera de los horarios de corte establecidos, así como los sábados, domingos y festivos, se habilitará el paso alternativo de vehículos por uno de los carriles de la N-625, regulado por semáforos.

Sanción

Mientras tanto, entre los vecinos y empresarios de los concejos afectados, el malestar es creciente. «Llevan varios meses con estas obras en una carretera nacional, es lamentable», criticaba el presidente de los Empresarios de Hostelería y Turismo de Ponga, Julio Guzmán, afeando que no se les informe de los diversos cortes y cambios. «Llevan ocho meses haciendo cortes sin tenernos en cuenta a los afectados y sin comunicarnos nada», señaló. Y agregó que, lo único que les llegó hasta el momento fue «una sanción de cien euros por un corte de tres o cuatro minutos que hicimos durante la protesta de principios de verano, es indignante».