La conexión de León y Asturias cortada por el argayo de Los Beyos reabre al tráfico tras seis días de corte

Los operarios ultiman las labores de limpieza con la noche metida. /
Los operarios ultiman las labores de limpieza con la noche metida.

Los operarios dan por finalizada las principales labores de limpieza de las toneladas de piedras que permiten reabrir la conexión a través del municipio leonés de Oseja de Sajambre

A. CUBILLASSajambre

Seis después, la conexión entre León y Asturias a través del desfiladero de Los Beyos reabre al tráfico.

Cuando aún no eran las 22:00 horas de este domingo, el alcalde de Oseja de Sajambre confirmaba a este diario la reapertura del vial una vez finalizadas las labores de limpieza del argayo que mantenía bloqueada la N-625 desde el pasado martes.

Unas labores que arrancaban este viernes cuando una retroexcavadora se trasladaba hasta el lugar para iniciar el derrumbe del saliente resultante del argayo que cayó a la carretera. Trabajos que se han llevado a cabo a contrarreloj, plantado cara al temporal de lluvia, viento y nieve y casi sin descanso.

A un ritmo casi frenético, la retroexcavadora ha cargado en decenas de ocasiones los camiones con los restos del argayo que son depositados en una explanada próxima a la localidad de Oseja de Sajambre que se limpió días atrás.

Tras tres intensas jornadas, en las que los trabajos se han prolongado durante más de 12 horas, la conexión entre Asturias y León recupera su normalidad en un punto donde aún son visibles las consecuencias del argayo.

De esta forma, los alumnos de Oseja de Sajambre podrán trasladarse con normalidad hasta Cangas de Onís donde acuden al instituto. Como ellos, las muchas de personas que diariamente se trasladaban de un punto a otro para incorporarse a sus puestos de trabajo.