Evitan en desahucio de la viuda de un minero leonés: «Mi casa es la de todos»

María del Carmen García junto al grupo de personas que se ha concentrado ante su casa para evitar el desahucio. / Damián Arienza

Se atrincheraron en la vivienda de la calle Comporteros e impidieron el paso a la comisión judicial

PABLO SUÁREZ

Mari, la viuda de un minero leonés, no tendrá que abandonar su casa. Al menos, durante el próximo mes. Así quedó resuelto tras fracasar el primer intento de desahucio por parte de la administración concursal de la extinta Mina La Camochay después de que casi un centenar de personas se atrincherasen en el inmueble de la calle Comporteros e impidiesen el paso de la comisión judicial, que no llegó a requerir la entrada forzosa. «En vista de la situación, procedemos a posponer el desalojo», confirmaba el procurador de la empresa.

De esta forma, María del Carmen García, viuda de un trabajador de la mina y quien lleva en la vivienda cerca de 50 años, gana tiempo para negociar la posibilidad de quedarse en su casa. «¿Dónde voy a ir si no? Aquí es donde está mi vida», manifestaba horas antes de la fecha señalada para un desalojo que la concursal justifica en cuestiones contractuales.

Tras confirmarse la noticia, la celebración invadió a todos los vecinos, algunos de los cuales se encontraban desde primera hora de la mañana en el interior del inmueble, acompañando a la inquilina. Tampoco quisieron dejar de apoyar la causa representantes políticos como la diputada de Podemos en el Congreso, Sofía Castañón, o el diputado regional Daniel Ripa.

A ellos se sumaron también diferentes asociaciones, todas ellas encabezadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Asturias, expertos en este tipo de situaciones límite y a cargo de quien corrió el diseño de una estrategia para evitar el desalojo que también contemplaba la opción de una carga policial. Finalmente, y tras una negociación pacífica con la comisión judicial, el desahucio fue pospuesto. «Gracias a todos de corazón, por ayudarme tanto. Mi casa es la casa de todos», acertó a decir Mari, viuda de un minero leonés desde la puerta de su casa, visiblemente emocionada con el apoyo recibido.

Ahora, aprovechando el disponer de más tiempo para cuadrar la estrategia, la mediación vecinal, junto con la PAH, tratarán de, a través de diferentes recursos, lograr evitar por completo el desalojo tanto de Mari como de algunos de sus vecinos, cuyas casas también peligran.