CCOO exige «voluntad» a la Junta para impulsar un instrumento que aglutine las políticas de desarrollo rural

CCOO exige «voluntad» a la Junta para impulsar un instrumento que aglutine las políticas de desarrollo rural

Carmen Álvarez exige abrir una negociación para que ADE Rural «salga adelante» frente a los problemas de despoblación y de falta de actividad económica

ICAL

El sindicato CCOO en la Comunidad exige a la Junta «voluntad» para poner en marcha «de una vez por todas» un instrumento autónomo en su funcionamiento, con una dotación presupuestaria anual «estable y suficiente», que «aglutine todos los recursos dirigidos al desarrollo rural» de Castilla y León.

La central pretende recuperar las negociaciones para la implementación de ADE Rural, con esa denominación u otra, una vez revisado el III Acuerdo Marco de Competitividad, dentro de las materias del Diálogo Social suscritas el pasado 30 de enero. La secretaria de Formación y Política Industrial de CCOO en Castilla y León , Carmen Álvarez, incide en que la Junta debe «creérselo ya» porque, una vez que se definió el instrumento cuando se suscribió en 2014 el Acuerdo Marco de Competitividad, «después no ha habido nada» y «esto es un erial en desarrollo rural». «Hubo una ley para crearlo bajo el pilotaje de la consejera de Agricultura y un consejo asesor con un montón de agentes, pero se quedó en el papel y no se ha desarrollado», expone a Ical.

El reto, indica, es aglutinar los recursos y políticas de todas las consejería implicadas en desarrollo rural, como Agricultura, Economía y Hacienda, Empleo, Educación, Cultura y Turismo y Presidencia; así como el Instituto de Competitividad Empresarial (ICE); el Itacyl; las universidades y centros de FP; y las redes públicas y privadas como los Grupos de Acción Local. «Se les llena la boca con el medio rural ero en la práctica esta todo deshilvanado y con pocos recursos», asegura.

En este sentido, exige una mesa de negociación para que «esto salga adelante e impulsarlo y ponerlo en marcha». La dirigente sindical lamenta que el proyecto de ADE Rural «no se ha desarrollado y si en 2014 tenía importancia, ahora tiene más porque los problemas de despoblación y falta de actividad económica son todavía mayores». «Es el momento y la oportunidad de impulsar las potencialidades que tiene el medio rural», incide en declaraciones a Ical.

Álvarez asume que, en estos momentos, unas negociaciones tendrían «poco recorrido» ante las elecciones, pero insiste en la necesidad de iniciar el proceso de debate para «ver dónde» llegan, ya que, a su juicio, es perentorio «activar esto» ante el nuevo periodo de fondos comunitarios, donde cobrarán mayor protagonismo las partidas para desarrollo rural frente a las dirigidas a la agricultura productiva.

Falta de coordinación

Carmén Álvarez denuncia que en la actualidad ADE Rural «no funciona», ya que reclamaron datos a la Junta y «no hay nada». En este sentido, expone que el ICE cuenta con algunas líneas para el medio rural, aunque la mayoría son las generales potenciadas, «sin más desarrollo», y la Consejería de Agricultura, las suyas. «Cada uno ha hecho lo que ha podido, pero sin coordinación», mantiene, para lamentar que ni siquiera se comparten las bases de datos.

La secretaria de CCOO constata que «no se desarrollan buenas líneas específicas en absoluto para el medio rural; y no hay un buen pilotaje de proyectos» por lo que «es vidente que esto tiene un margen de mejora muy grande». En este sentido, repite que es preciso «reactivar» el proyecto, que debería estar al margen, dijo, de la Consejería de Agricultura, que centra su trabajo en la distribución de la PAC, los regadíos y la producción masificada. No obstante, asume que podría pilotarlo, al contar con el grueso de los fondos para desarrollo rural.

Álvarez manifiesta que el futuro del medio rural requiere de «un instrumentos potente, con recursos, con prepuesto claro que articule las políticas y sea proactivo, detectando las posibilidades de desarrollo de cada zona». «Se debe entender que para hacer una política de diversificación se necesita un instrumento y si alguna autonomía lo necesita es ésta», sentencia.

Política de diversificación

Carmen Álvarez indica que otras autonomías como Navarra, ya cuentan con un «instrumento potente» y en el País Vasco, «también hay experiencias». Asimismo, recalca que desde el observatorio agroalimentario de Castilla y León «se trabaja en identificar instrumentos para armarlo un poco».

En este sentido, expone que, junto a los fondos agrarios de la UE, que constituirán el grueso, se podrían articular medidas, por ejemplo, con Presidencia, dentro de partidas específicas contra la despoblación. «Todos esos fondos debería ira a un instrumento con capacidad de actuar y que moviera las aguas en el medio rural».

Asimismo, plantea la intervención del Itacyl, que debería apoyar técnicamente las propuestas, si hay que hacer ensayos o como incubadora de empresas. Asimismo, políticas específicas para las zonas de montaña, en la autonomía con mayores espacios de este tipo. Apuesta, además, por la formación específica; la apuesta por la economía circular o la bioeconomía; y, sobre todo, por el aprovechamiento de los recursos endógenos y de las oportunidades ligadas a las nuevas exigencias medioambientales. «Es bueno abrir este debate», asevera.

La secretaria de Formación y Política Industrial de CCOO en Castilla y León sentencia que la Comunidad «en esto es muy deficiente», porque sus políticas «están centradas en la producción a gran escala, con incentivos a regadíos y medidas en contradicción con los problemas que se advierten de suelos con contaminación». «Toda la política agraria actual no genera retorno al medio rural ni arraigo», concluye.